Vivir

Sierra: "La unidad de fecundación del Materno es un ataque al Universitario"

El ex director del SCS, Antonio Sierra López, sale en defensa de la Unidad de Fecundación "in vitro" del hospital tinerfeño que, por una orden de la Consejería, se ha visto despojada de su carácter regional, sin que encuentre en ATI más que "silencios muy elocuentes".

EL DÍA, S/C de Tenerife
16/feb/02 21:30 PM
Edición impresa

La creación de una segunda unidad de reproducción humana extra - corpórea en el Hospital Materno - Insular de Gran Canaria y la limitación impuesta por la Consejería de Sanidad y Consumo al ámbito de actuación de la del "Universitario" han impulsado al ex director del Servicio Canario de Salud (SCS), Antonio Sierra López, a pronunciarse sobre un asunto que suscitó polémica durante parte de su permanencia en el departamento. A su juicio, la autorización representa un "ataque" al hospital tinerfeño y a los intereses sanitarios de la Isla.

En declaraciones a EL DÍA, Sierra López, jefe del Departamento de Microbiología del HUC, aseguró sentir "un sentimiento de enorme tristeza" al comprobar que la Consejería autorizaba el "despojo" de la Unidad de Fecundación "in vitro" (FIV) del "Universitario", que conoce "desde su nacimiento hasta su muerte parcial, precisamente antes y después de haber estado yo en el SCS", matizó.

Para el especialista, cuyo cese fue bastante sonado al quedar en entredicho la capacidad de maniobra de ATI y sus problemas internos para gobernar en una Consejería de la que Ican nunca se ha desprendido, la creación de una unidad de FIV en Gran Canaria "carece de justificaciones técnicas, no responde a intereses del sistema de salud sino a otro tipo de intereses y, además, pone en evidencia que quien pierde es Tenerife".

Esta autorización de la Consejería, según Sierra, sirve para aclarar "qué partido de Coalición Canaria, que se quiera o no son dos (Ican y ATI), dirige la política sanitaria", para lamentar a continuación que "ATI no gobierna" y reprocharle "silencios muy elocuentes". De la falta de pronunciamiento de los insularistas se desprenden, dijo, "complicidades, servidumbres y servilismos".

Durante la gestión de Antonio Sierra se publicó en el BOC la resolución de la Consejería por la que la unidad de reproducción del HUC adquiría la condición de centro regional, más de un año después de aprobarse por el anterior consejero, Julio Bonis. Este nombramiento precipitó un movimiento de protesta en Gran Canaria, en la que, afirma Sierra, "se había creado una lista de espera de unas 200 parejas con problemas de fertilidad". Su mediación, con un encuentro con los afectados y responsables del Materno, supuso la normalización de una situación creada, explicó, para justificar la segunda unidad de FIV, que encontró apoyos políticos en el PP y el PSOE de esa Isla.

Asegura que la desaparición de la lista de espera "de la que tendría que responder quien la gestionó", dijo, al atenderse en el HUC a todas las parejas de esa Isla, provocó la disolución de la plataforma reivindicativa de la unidad para el Materno que, sin embargo, se ha hecho realidad por una resolución de la Secretaría General Técnica del SCS.