Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Manuel Valls: "Quiero ser el próximo alcalde de Barcelona" leer
EDITORIAL

A Canarias le faltan gobernantes y le sobran tabobos políticos


17/feb/02 20:53 PM
Edición impresa

¿BASTARÁ SÓLO INDICAR dos asuntos de actualidad para convencernos de la carencia y de los excedentes que denunciamos en el título?

Inmigrantes "sin papeles". ¿Qué declara el secretario de Estado competente-incompetente? Leamos: "Ha habido un cambio de estrategia de las mafias, ya que, por primera vez en la historia, en noviembre, diciembre y enero, han llegado más personas a Canarias que a la Península". Premio, al estadístico mesetario.

¡Oh, mente descomunal y aristócrata de la clarividencia! Pues, impermeabilizados el Estrecho de Gibraltar y el litoral andaluz, porque así lo dispuso el Gabinete Aznar, ¿qué otro itinerario se les dejaba expedito a los barcos-nodriza y a las pateras del tráfico de la esclavitud del novísimo siglo?

Sin embargo, el señor Fernández-Miranda canta optimismos por la inferior arribada de "indocumentados" a las costas continentales. Sin ponderar que las menores cifras humanas quedan potenciadas - en deshumanización asistencial e impactos sociales - en los muy limitados, infradotados territorios insulares. Los desvíos de miles de "ilegales" desesperados, susceptibles de mejor acogida en Comunidades más extensas, pueden devenir en insoportables entre nosotros. No por negarnos a la hospitalidad o a las solidaridades, sí porque la avalancha tiende al desbordamiento demográfico: imparable y de efectos aciagos.

Y avanzado el aprieto es cuando Don Enrique estrena la promesa de que habrá "un mayor esfuerzo en esa zona". Es decir, aquí, en la nuestra. ¿Ayudas, de qué tipo? ¿A dispensar, cuándo y por quién? ¿Por los Ministerios españoles y las Comisarías de la Unión Europea que, tras sentenciar a este Archipiélago Atlántico como puerta exclusiva de recepción incontrolada, lo uncen al yugo competencial o la papa caliente del atendimiento masivo? ¿Con qué recursos?

El pasado jueves, en Santiago de Compostela, los "Quince" aceptaban un "plan global de inmigración", propuesto por el ministro Rajoy. No obstante, mientras "endurecen las fronteras comunes" y todo eso, ¿cómo enmendarán el abandonismo, efectivo, con el que castigan a Canarias, desde hace meses?

Por sus hechos, ¿son gobernantes precavidos y solícitos, también de las Siete Islas, o se asemejan a tabobos de metrópoli decimonónica?

IDÉNTICA PREGUNTA CABE formular, igualmente en términos respetuosos hacia las personas, sobre algunos de los desquiciamientos consejeriles de la CC.

A los desequilibrios sanitarios han de acumularse los sociosanitarios.

Por Tenerife, el presidente Ricardo Melchior y el vicepresidente J.M. Bermúdez no se oponen a que el Ejecutivo regional adquiera el Hospital Militar de Las Palmas. Sólo reclaman, con datos inequívocos, equiparación en las inversiones y que Canarias sea una Comunidad justa y equitativa. Sencillamente. El titular de la Corporación tinerfeña, prudente donde los haya, solicita la mediación de Adán Martín, predispuesto públicamente a encauzar una demanda tan lógica.

¿Cuáles son las respuestas?

Martín Menis guarda silencio. ¿Cómo traducimos ese mutismo, cuando dos adalides de CC y una del PP desbarran con el "absoluto equilibrio" inexistente?

El insigne portavoz gubernamental grancanario, Quevedo, pontifica que en cuanto Román R. se comunique con Melchior, la actitud de éste "perderá relevancia". La diputada conservadora Bernarda Barrios amaga con que ellos no permitirán que su ciudad carezca del inmueble "por culpa de Tenerife". Y el "omnipotente almuédano" D. Carmelo Ramírez conmina al Gobierno/Desgobierno a que cierre el trato, dado que las críticas tinerfeñas son "desproporcionadas, injustas y carentes de argumentos"; amén de que él no quiere "caer en confrontaciones insularistas y trasnochadas que responden a épocas pasadas".

¡Qué gallardas "crestas" de plumajes en abanico! ¡Cuántos olores fétidos!

¿TAN SEGUROS ESTÁN Ramírez, Barrios y Quevedo de que las defensas de los intereses de Nivaria y de la equidad interinsular son afanes del pretérito? ¿Acaso, hegemónicos y desvergonzados, celebran ya que la Capitalidad exclusiva y la Administración única del Archipiélago las tienen a mano? ¿Dirigidos por un "Sanedrín" caciquil, totalitario, y auxiliados por tabobos tinerfeños y un caballo de Troya de la manipulación propagandística, instalado aquí por Las Palmas... usurpadores del nombre de Tenerife y rateros en acaparar el de la Comunidad Autónoma? ¿Animados por el caos en las competencias administrativas, el suicida pasotismo de varios de nuestros representantes y la gran codicia en intervenir - grosera, dictatorialmente - hasta en la obra social de "CajaCanarias", amenaza de mangancia sobre la que volveremos?

EDITORIAL