Dinero y Trabajo

Las rebajas suman una caída de ventas del 10% en Tenerife respecto al pasado invierno

El retraimiento del consumo, la adaptación al euro y la redistribución del mercado comercial, ante la cada vez mayor concentración existente, se perfilan como algunas de las principales causas que han llevado a este descenso, según los datos aportados a EL DÍA por Fedeco.

EL DÍA, S/C de Tenerife
18/feb/02 21:31 PM
Edición impresa

A punto de llegar a su ecuador, las rebajas de invierno anotan un saldo negativo en la Isla, con un descenso de las ventas del 10% respecto a la anterior campaña, según confirmó a EL DÍA el gerente de la Federación de Comercio de Tenerife (Fedeco), Abbas Moujir.

Señaló que, pese a que se registró un importante volumen de negocio durante la primera semana de ventas, el acusado retroceso que se detectó en los días posteriores ha provocado un descenso generalizado.

El efecto del euro

Entre las causas de esta evolución, Abbas Moujir se refirió al retraimiento del consumo, que se está dejando sentir en todos los sectores, factor que, unido a una ausencia de frío en esta época del año, ha conllevado un descenso de los artículos de invierno.

Otro aspecto que ha influido, explicó, ha venido marcado por los efectos de la implantación del euro.

Precisó que la adaptación y las dudas sobre la nueva moneda han generado cierto miedo entre los consumidores a la hora de comprar, con el fin de evitar gastos superiores a lo previsto.

Dijo que, aunque la gente utilizó los comercios en un principio como entidades bancarias, el retraimiento posterior ha sido evidente.

Asimismo, puso de manifiesto que la previsión de un aumento del pago a través de tarjetas de crédito no ha tenido tanta incidencia, con un incremento que se ha situado entre el 10% y el 15%, porcentaje que es inferior al 30% que se había previsto inicialmente. El gerente de Fedeco se refirió también a la caída del consumo, que se ha evidenciado después de las ventas de Navidad. A esto, agregó, se ha sumado la proximidad de los Carnavales, lo que ha contribuido también a una contención del gasto.

Otro de los factores al que hizo alusión se centra en la cada vez mayor concentración comercial existente, lo que ha obligado a una redistribución de las compras entre todo el mercado existente. Moujir afirmó que, pese a que algunos comercios ya comenzaron el pasado día uno a introducir ropa de la nueva temporada, todavía sigue habiendo mercancía para vender en rebajas, quedando todavía en muchos sitios el remate final de precios. La redistribución del mercado comercial es uno de los asuntos que más preocupa en estos momentos a los responsables de Fedeco y que trasladarán al director general de Comercio, Andrés Conesa, en la reunión que, previsiblemente, mantendrán este mes.