Venezuela

El embajador venezolano en Grecia y militar en activo pide la renuncia de Chávez

El vicealmirante Carlos Molina Tamayo exigió ayer la dimisión del presidente venezolano para evitar "un inminente derramamiento de sangre" y aseguró que el descontento en las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN) con el Gobierno "es altísimo".

EFE, Caracas
19/feb/02 21:32 PM
Edición impresa

El vicealmirante en activo de la Marina y embajador de Venezuela en Grecia, Carlos Molina Tamayo, exigió ayer la dimisión del presidente de su país, Hugo Chávez, para evitar "un inminente derramamiento de sangre".

Molina Tamayo, quien afirmó en una rueda de prensa que el descontento en las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN) con el Gobierno "es altísimo", es el cuarto militar en activo que pide en menos de dos semana la renuncia de Chávez.

El militar, que detalló que durante el gobierno de Chávez fue ascendido, dijo que la actitud del Ejecutivo de "dividir al país, la corrupción, la intención de convertir a las FAN en un partido político y la falta de Estado de Derecho" lo "obligó" a tomar esta determinación.

En una rueda de prensa en un hotel de Caracas, Molina Tamayo exigió también la renuncia en pleno del gabinete de ministros de Chávez, puesto que "algunos" tienen relaciones con la guerrilla colombiana, hecho que ha deteriorado "las relaciones internacionales", donde se han buscado "vínculos con gobiernos no democráticos".

Criticó la actitud "intervencionista" de Chávez en los demás poderes públicos y su intención de "instaurar una tiranía de extrema izquierda".

Hizo un llamado a la FAN y a la sociedad civil para que "protesten públicamente" contra el Gobierno y pidan la renuncia "inmediata" de Chávez.

Apoyo del coronel Soto

El coronel de Aviación Pedro Soto, primer militar en activo que pidió en Venezuela la renuncia del presidente Hugo Chávez, expresó su apoyo a Molina Tamayo. "Hay un proyecto político que no es el que quiere Venezuela", afirmó Soto en las afueras de la base militar caraqueña "Francisco de Miranda", e insistió en que el Gobierno de Chávez "mantiene una posición de amiguismo con el terrorismo". En su opinión, Chávez "tiene los días contados en Miraflores".