Canarias
LO ÚLTIMO:
Prisión incondicional para el denunciado por lesiones e intento de agresión sexual en Adeje leer

SociaLISTAS de baja

La decisión de José Luis Rodríguez Zapatero de actualizar el censo de afiliados del PSOE va a provocar que esta formación pierda casi el setenta por ciento de sus militantes en Tenerife.

EL DÍA, S/C de Tenerife
20/feb/02 16:26 PM
Edición impresa

Una de las primeras decisiones del nuevo secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, al hacerse cargo de la dirección del Partido Socialista Obrero Español, tras el 35 Congreso Federal (julio de 2000), fue mejorar la democracia interna de la organización.

Su objetivo, tal y como quedó plasmado en una de las resoluciones del citado Congreso, era lograr "el correcto funcionamiento" de la democracia interna del partido, hecho para el que decidió "aplicar criterios transparentes y uniformes en las bases de cómputo que sirven de soporte para las votaciones en el partido".

Para tal fin, el Comité Federal, en su primera sesión, designó a cinco miembros para integrar la Oficina de Afiliación y Censos dependiente directamente de él.

Este órgano ha sido durante el último año y medio el encargado de depurar los censos actuales, pasar a simpatizantes a los afiliados no cotizantes, poner en marcha un nuevo carné que otorga la posibilidad de beneficiarse de algunos servicios y establecer un nuevo sistema de cobro de cuotas.

Desaparecidos

La puesta en marcha de esta iniciativa ha provocado, sin embargo, más de una sorpresa entre los dirigentes socialistas, pues la mencionada depuración va a llevar a la organización a perder casi la mitad de sus militantes, al pasar de 400 a 200 mil afiliados.

En el caso de Tenerife, según fuentes de la dirección insular consultadas por EL DÍA, la revisión de las listas de afiliados tendrá resultados mucho más graves, ya que el PSC se quedará casi sin el 70% de sus militantes (de ocho mil a dos mil cuatrocientos).

La depuración del censo estaba previsto que terminara el 31 de diciembre de 2001, pero la complejidad de los trabajos ha llevado a los responsables de la dirección federal a ampliar hasta el próximo 1 de marzo el plazo.

No obstante, tal y como están ahora mismo las cosas, todo hace prever que tampoco dentro de nueve días se habrá terminado con la depuración y será necesario otorgar más tiempo a esta labor.

Hay que tener en cuenta que en algunas agrupaciones locales de la Isla, las dificultades para actualizar el censo han provocado que en estos momentos la lista de afiliados sea bastante exigua.

A estos problemas hay que sumar los obstáculos de comunicación surgidos con la propia Oficina de Afiliación y Censo, provocando, incluso, que por el camino se perdieran datos ya recabados, obligando a empezar de nuevo la actualización.