Tenerife

Los arquitectos avalan el rechazo socialista al proyecto del tranvía

Tanto los profesionales colegiados como el PSOE reclaman al Cabildo la realización de un plan integral del transporte que aclare las necesidades de la Isla y del área metropolitana, antes de tomar decisiones definitivas sobre la implantación de los sistemas ferroviarios.

EL DÍA, S/C de Tenerife
21/feb/02 12:00 PM
Edición impresa

El Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias y el Grupo Socialista en el Cabildo de Tenerife emitieron ayer sendos comunicados de rechazo al Plan Territorial Especial del Sistema Tranviario en el Área Metropolitana que prácticamente coinciden al resaltar las carencias que, en su opinión, presenta el planeamiento elaborado por la Corporación Insular.

En términos generales, los arquitectos tinerfeños consideran que el documento "no cumple con los objetivos encomendados a esta clase de planeamientos", una de las tesis que también ha sido repetidamente defendida por los consejeros del PSOE.

En su lugar, tanto unos como otros proponen la elaboración de un plan integral del transporte que diagnostique las necesidades de movilidad de la Isla y proponga, al mismo tiempo, los sistemas de transporte que se consideren más adecuados a la estructura territorial de Tenerife y del área metropolitana.

Ordenación integrada

En concreto, el Colegio de Arquitectos echa en falta en el Plan Especial una propuesta de ordenación integrada con los restantes medios de transporte, así como los obligatorios estudios de evaluación ambiental del proyecto y el planteamiento de alternativas de ordenación y gestión de las afecciones urbanísticas producidas por sus propuestas.

Sin justificación

El Colegio considera, además, que "no está en absoluto justificada" la realización de planes territoriales de ordenación ferroviaria sin un diseño conjunto con otros que, como el de la carretera de circunvalación al Norte de Santa Cruz, o los de ordenación viaria de la Capital y La Laguna, tanto tienen que ver con aquéllos.

Precisamente, ayer finalizaba el plazo de quince días del que disponían los grupos políticos con representación en el Cabildo para presentar alegaciones a un plan que, salvo sorpresas, será aprobado en pleno a finales de mes.

Finalmente, la ventanilla de alegaciones no tramitará sugerencia alguna por parte del Partido Popular. Sin embargo, los socialistas harán un último intento para que el Cabildo reconsidere el modelo de implantación de la red tranviaria en el núcleo Santa Cruz-La Laguna.

Entre las críticas socialistas al Plan Especial resalta la descoordinación que, en su opinión, ha habido entre el Cabildo y el Gobierno de Canarias al diseñar los proyectos del tranvía y el de ampliación y reforma de la autopista que discurre entre ambos municipios.

Desvíos en la TF-5

Para los socialistas, la futura transformación de un tramo de la TF-5 en bulevar urbano, que conlleva una desviación del trazado de la autopista a la altura de La Laguna, "obliga a un trazado de la línea de tranvía que no es el más idóneo", según refleja el paquete de alegaciones presentado ayer.

Al mismo tiempo, las objeciones del PSOE inciden en el "incumplimiento de las premisas que inspiran el Plan Insular de Ordenación del Territorio, aún en trámite de aprobación por el Cabildo, y de las Directrices de Ordenación General elaboradas por el Gobierno de Canarias.

El Grupo Socialista alerta, además, sobre algunas cuestiones formales no tenidas en cuenta, como "la omisión del contenido ambiental y de un estudio de impacto territorial".