Santa Cruz de Tenerife

Los plenos de la Corporación llegarán a todo el mundo gracias a internet

El concejal de Recursos Humanos, Dámaso Arteaga, presentó ayer el nuevo sistema informático del Ayuntamiento, que ha costado 1,2 millones de euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
22/feb/02 21:34 PM
Edición impresa

Los plenos que celebre el Ayuntamiento de la Capital podrán, en el futuro, seguirse en todo el mundo, gracias al nuevo Centro de Procesamiento de Datos de la Corporación, que fue presentado ayer en rueda de Prensa, y que ha costado 1,2 millones de euros, unos 200 millones de pesetas.

Ésta es sólo una de las posibilidades que ofrece esta potente infraestructura informática, que permitirá a los vecinos del municipio enviar sus quejas de forma directa a los responsables municipales, según destacó el concejal responsable de Recursos Humanos, Dámaso Arteaga, quien estuvo acompañado del edil de Economía y Hacienda, José Alberto Díaz - Estébanez.

En el caso de los plenos, las cámaras necesarias para la transmisión han sido ya instaladas, aunque el proyecto no se hará realidad hasta que se decida abrir la red municipal, actualmente para uso interno.

Díaz - Estébanez explicó que el Ayuntamiento de Santa Cruz es la primera administración local del país que posee este tipo de ordenadores.

Por su parte, el titular de Recursos Humanos aseguró que el nuevo sistema permite tener un conocimiento exacto de las necesidades del municipio y un control total sobre cuestiones como el número de papeleras o cabinas telefónicas existentes y su estado.

Página "web"

Arteaga explicó que la creación de la página "web" institucional de la Capital, una de las pocas que aún no cuentan con ella, se hará esperar aún, aunque otras fuentes informaron que podría estar lista en mayo o junio de este año. Ése sería el primer paso para abrir la Administración local a los ciudadanos durante las 24 horas del día los 365 días del año, el sistema denominado 24x7, y que permitirá, entre otras cuestiones, el pago de los impuestos a través de internet, sin tener que acudir a las oficinas.