Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
CC se reafirma en contra de la política de hacer bloques de partidos leer

Los servicios ambulatorios del HUC serán ubicados en un nuevo bloque de 16 plantas

El consejero de Sanidad y Consumo, Rafael Díaz, presentó ayer el proyecto del edificio, incluido en el Plan de Reforma y Ampliación del hospital, que supondrá la construcción de 31.220 metros cuadrados más de superficie sanitaria, para lo que se invertirán 36.714.000 euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
22/feb/02 21:34 PM
Edición impresa

El consejero de Sanidad y Consumo, Rafael Díaz, presentó ayer en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) el proyecto del edificio de actividades ambulatorias, una de las piezas claves del Plan Director de Reforma y Ampliación del centro sanitario, que supondrá la construcción de 31.220 metros cuadrados más de suelo, con lo que el espacio útil se colocará por encima de los 80 mil metros.

La presentación del proyecto se produjo nada más terminar el consejo de administración del Consorcio Sanitario de Tenerife, al que se llevó su aprobación como único asunto.

Se trata de la obra de mayor impacto de las ejecutadas hasta el momento en el "Universitario", al implicar la construcción de un bloque de 16 plantas, de las que cuatro estarán en el subsuelo, lo que supondrá una inversión de 36.714.000 euros, unos 6.108 millones de pesetas.

Con la ratificación del proyecto por el Consorcio se inicia el proceso administrativo para su adjudicación que, según informó ayer el consejero de Sanidad, será en torno al verano, puesto que por el volumen de obra a acometer debe remitirse a la UE para su certificación, y los trabajos durarán unos tres años.

El edificio conectará en uno de sus extremos con el bloque de hospitalización actual del HUC, justo donde se sitúa la entrada de personal actual, para facilitar el tránsito de los pacientes ingresados, trabajadores y usuarios desde ambas zonas. El objetivo es que en el futuro este nuevo inmueble sea una de las entradas más importantes del "Universitario", al situarse en un punto intermedio entre el aparcamiento y la zona de hospitalización tradicional. Por este motivo, se ha incorporado un amplio vestíbulo y una pasarela que canalice a las visitas y pacientes al interior.

Las actividades a concentrar en las nuevas instalaciones serán las de consultas externas, de ejecución de pruebas diagnósticas y procedimientos terapéuticos, las de hospitalización de día y las propias de los servicios centrales. En este sentido, se situarán las consultas de digestivo, cardiovascular, riñón, atención a la mujer e infantil, oncohematología, dermatología y cirugía plástica, oftalmología, respiratorio, anestesia y alergia, neurociencias, medicina interna y endocrinología y maxilofacial y odontología. Además, habrá áreas de hospital de día de fisiopatología fetal, infecciosos, pediatría, oncología y hematología y diálisis.

Está previsto que el edificio acoja todas las actividades técnico - asistenciales o destinadas a actividades auxiliares, como farmacología, extracciones de laboratorio, salas de educación sanitaria, admisión, archivo e informática.

El proyecto supone el arranque de un ambicioso plan de ampliación, anunciada a principios de legislatura, que permitirá concentrar en el edificio actual los ingresos, al liberarle de todos los servicios de carácter ambulatorio, frecuentados por centenares de pacientes al día.

Al finalizar las obras de ampliación, que elevarán la superficie global del hospital a 130 mil metros cuadrados, el número de camas pasará de las 603 actuales a 809. Los puestos de hospital de día pasarán de 8 a 61, las camas de estancias de menos de 24 horas aumentarán de 44 a 81, y las consultas de 76 a 131 locales.