Actualidad

Ricardo Melchior no tira la toalla y confía en un inminente acuerdo

El presidente del Cabildo, que a lo largo de todo el día de ayer mantuvo conversaciones con los sindicatos y la patronal, aseguró a EL DÍA que se seguirá aplicando a fondo este fin de semana en propiciar un acercamiento entre las partes que permita desconvocar la huelga.

EL DÍA, S/C de Tenerife
23/feb/02 21:34 PM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

La idea es lograr que las actuales diferencias se superen antes del lunes. Y, en cualquiera de los casos, que el de ayer sea el último de los paros que se produzca en el marco de esta huelga, explicó Melchior, que declinó entrar en detalles acerca de la estrategia negociadora que aplicará para superar las actuales diferencias.

La asamblea de los trabajadores de transporte discrecional por carretera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife decidió, al filo de la medianoche del pasado jueves, mantener los paros programados para cada martes y viernes, hasta el próximo doce de marzo. El acuerdo se adoptó después de una negociación que comenzó a las ocho de la mañana y que tuvo como mediadores a Ricardo Melchior - que ya se había reunido en dos ocasiones anteriores con las partes en disputa - y los directores generales de Transporte, Francisco Zumaquero, y Trabajo, Antonio Lorenzo.

Domingo Borges, representante de la UGT en el comité de empresa, explicó que los conductores rechazaron la propuesta de los empresarios debido a que no ofrece "prácticamente nada de subida salarial". Culpó de manera directa a la patronal, "que no puso nada de su parte", y elogió el papel desempeñado por Ricardo Melchior y Francisco Zumaquero.

El sindicalista señaló que durante las negociaciones los representantes sindicales bajaron las propuestas que tenían en su plataforma para desconvocar la huelga, e insistió en que los empresarios lo máximo que han aceptado es una subida salarial del 4%, en lugar del 3,2% inicial.

Recordó que los trabajadores piden que el incremento salarial sobre los conceptos fijos sea del 10% para este año, de forma que la nómina pase de 117 mil a 128 mil pesetas al mes, y para los dos años siguientes pactar subidas del 5%.

De esa forma se desconvocaría la huelga y se podrían discutir los conceptos variables de la nómina, aseguró Borges.

Por su parte, el presidente de la AET, Ignacio de la Paz, sostuvo ayer que la patronal "ha cedido hasta unos márgenes peligrosos para el equilibrio de muchas empresas, hemos aceptado las 128 mil pesetas que solicitaban los conductores y ahora dicen que todavía faltan 20 mil pesetas, la verdad es que no entendemos nada".

Alternativas

El secretario de Acción Sindical del Sector del Transporte de Intersindical Canaria, José Manuel Moreno, criticó que en este conflicto no se hayan producido hasta el momento contactos permanentes para propiciar un acercamiento de posturas entre las partes implicadas, a diferencia de lo que ocurrió en un conflicto similar que se planteó hace dos años.

Por otro lado, señaló que se está confundiendo a los trabajadores y apuntó que, si no se permite buscar otra alternativa difícilmente se podrá salir del problema. Abogó por mantener la unidad sindical.

Respecto a su incorporación en futuras mesas negociadoras, señaló que irán a todas las que tengan noticia con sus asesores, sobre todo, señaló, teniendo en cuenta que algunos de ellos fueron los artífices del primer convenio provincial, firmado en 1988.