Actualidad
LO ÚLTIMO:
Vuelca un coche en la TF-1, cerca de Abades, y su conductora resulta herida leer

El PNC exige cerrar ya un convenio que "no ofrezca pan para hoy y hambre para mañana"


EL DÍA, S/C de Tenerife
23/feb/02 21:34 PM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

El presidente insular del PNC en Tenerife, Juan Pedro Dávila, hizo pública ayer la discrepancia de esta formación política con las "formas" con las que se está actuando por parte de los sectores enfrentados en el conflicto del transporte discrecional de viajeros de la provincia tinerfeña.

Dávila, en una nota remitida a EL DÍA, demanda de la patronal empresarial y de los sindicatos UGT, CC.OO e Intersindical Canaria, convocantes de la huelga, que actúen con "responsabilidad" y pongan fin a "una crisis que está afectando negativamente no sólo al turismo que nos llega día a día, sino que juega con la economía de los propios transportistas. Estamos ante una pescadilla que se muerde la cola, hay que recordar a los sindicatos y empresarios que la no solución de la huelga repercute directamente en ellos; una crisis en el turismo no sólo es mala para Canarias, sino que la no llegada de turistas dejaría al sector sin trabajo", advierte Juan Pedro Dávila.

Desde este partido, se reclama que los acuerdos que se alcancen con los sindicatos tienen que ser perdurables y dar estabilidad. "No se puede aprobar un convenio que ofrezca pan para hoy y hambre para mañana; desde el año 1984 venimos sufriendo inestabilidades en el transporte y es ahora el momento de poner fin al conflicto que enfrenta al sector", defiende el máximo responsable del PNC.

Tenerife no puede continuar un día más con la situación caótica que se está viviendo en su transporte discrecional, enfatiza Dávila, que pide "que se ponga el empeño y el interés necesarios para dar solución al conflicto, porque a lo que estamos asistiendo en estos momentos supera con creces cualquier conjunción de intereses racional dentro de unas reglas de juego aceptables".

Juan Pedro Dávila, opina que ambas partes deben ser conscientes de que esta huelga trasciende sus propios intereses, ya que afecta a la mayoría de los sectores económicos de Tenerife. "Está en juego el porvenir de muchos canarios y lo que es peor, el sector productivo de las islas", apostilla el presidente insular del PNC. Dávila subraya que ante la tardanza en solucionar este conflicto, de hondo calado económico para la Isla y para Canarias, "los ciudadanos están en el derecho de exigir responsabilidades a la clase dirigente empresarial organizada y a los sindicatos".