Cultura y Espectáculos

Atadem PROMUEVE un ciclo de conciertos pedagógicos a cargo de jóvenes músicos

Miguel Jaubert, responsable del proyecto, anuncia que las audiciones comenzarán el próximo sábado en La Orotava y se desarrollarán a lo largo del presente curso en diferentes municipios de la Isla, protagonizadas por alumnos del Conservatorio Superior tinerfeño.

EL DÍA, S/C de Tenerife
23/feb/02 19:50 PM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

Ofrecer a niños de 5, 6 y 7 años la oportunidad de oír música clásica interpretada por jóvenes instrumentistas es el objetivo del ciclo de conciertos familiares y didácticos que se desarrollará en Tenerife a partir del presente curso académico.

La iniciativa corresponde a la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Música (Atadem), quien ha encargado a su secretario, Miguel Jaubert, la puesta en marcha del proyecto. Éste se iniciará el próximo 2 de marzo, a las 12:00 horas, en la sala Teobaldo Power de La Orotava y proseguirá a lo largo del ciclo 2001 - 2002 en diferentes foros culturales y docentes de la Isla.

Jaubert estima que la mejor forma de atraer a los niños hacia la música culta es abolir la distancia que existe entre esta manifestación y su audiencia. Para contribuir a este acercamiento, aboga por que las obras vengan interpretadas en los instrumentos de los alumnos del Conservatorio Superior de Música, músicos jóvenes que se dirigirán a un público joven.

"Nuestra intención - afirma - es que los conciertos puedan llegar a todos los niños de la Isla. A tal fin, han sido escogidos en principio ocho lugares, a los cuales acudirán los niños residentes en los municipios más cercanos. En total, serán nueve los conciertos que se darán por curso académico. En la Capital, y debido a su mayor número de niños, se ofrecerán dos audiciones".

Tras la respuesta afirmativa del Ayuntamiento de La Orotava, Jaubert se muestra esperanzado en que otros municipios se sumen a esta iniciativa.

Estimular, no inculcar

El coordinador del ciclo subraya que con estos conciertos pedagógicos no se pretende inculcar al niño la música clásica, sino "hacerle ver que esta clase de música también existe y es de igual importancia que las restantes", aunque no goce de la misma difusión.

El grupo de edades escogido obedece, según el responsable, a que en esa etapa es cuando el niño se vuelve más permeable y receptivo a los contenidos culturales.

Debido al interés social y educativo del proyecto, Jaubert demanda la colaboración de las instituciones públicas y agradece a los alumnos del Conservatorio no sólo "el esfuerzo que vienen haciendo durante sus horas de ensayo", sino el que "tendrán que hacer en sus días libres para la realización de los conciertos", que siempre se celebrarán en sábado "para no perder horas de clase".