Tenerife Norte

IUC denuncia que la autopista "arrasará" 13,5 hectáreas de suelo protegido y forestal

Izquierda Unida Canaria considera que el anteproyecto de Obras Públicas vulnera una decena de leyes y normas regionales y critica que esté previsto pagar a 360 euros el metro cuadrado de las 120 viviendas que se prevé expropiar, "una cantidad ridícula, dado su coste real".

EL DÍA, Los Realejos
23/feb/02 18:22 PM
Edición impresa
EL DÍA, Los Realejos

El coordinador de Izquierda Unida Canaria (IUC) en la zona Norte, Francisco Baute, y el edil realejero de la coalición, Juan Borges, comparecieron ayer ante los medios de comunicación para expresar de nuevo su rechazo al proyecto de ampliación de la TF-5, que, según afirman, "arrasará 13,5 hectáreas (135.800 metros cuadrados) de suelo protegido y forestal".

Aseguran que el anteproyecto incumple parcialmente una decena de leyes y normas de la Comunidad Autónoma. Entre otras, los libros blancos del Transporte y el Medio Ambiente, el Plan Director de Infraestructuras de Canarias y las leyes de carreteras, de prevención del impacto ecológico y de medidas urgentes en materia de ordenación del territorio y del turismo.

IUC rechaza el objetivo del cierre del anillo insular por considerar que "sólo pretende continuar potenciando el Sur y mantener el estancamiento económico del Norte".

Critican que no se tomen medidas para reducir el crecimiento del parque automovilístico - 530 mil vehículos para 695 habitantes - y se opte por crear más carreteras en lugar de potenciar el transporte público y colectivo. En su opinión, el colapso de la TF-820 se debe a la pésima planificación de los accesos a los núcleos de población.

Borges y Baute recuerdan que "a más velocidad, más muertes" y citan el Libro Blanco del Transporte que señala que: "Una reducción de la velocidad máxima en 5 kilómetros por hora supondría en la práctica un descenso de mortalidad del 25%".

Recalcan que la autopista afectará a casi 60 mil metros cuadrados de suelo urbano y urbanizable y a alrededor de 120 viviendas, "mayoritariamente autoconstruidas con el esfuerzo de muchos años, por las que el Gobierno de Canarias tiene previsto pagar una miseria por metro cuadrado: 360 euros (60 mil pesetas)".

Por ejemplo, el dueño de una vivienda de 200 metros cuadrados recibirá sólo 72.212 euros (12 millones de pesetas) de indemnización, "mientras Obras Públicas despilfarra 182 millones de euros (30 mil millones de pesetas) en una vía más propia de un continente que de una Isla".