Última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Oltra tiene la duda de Malbasic, con fiebre, para el partido ante el Osasuna leer
EL POSTIGO ISLEÑO FRANCISCO BELÍN GONZÁLEZ

Islas desde el ajimez


23/feb/02 21:35 PM
Edición impresa
CASI TODOS LOS DÍAS me camino las calles de La Laguna y últimamente se me va la vista al ajimez del convento de Santa Catalina, que es ese fabuloso balcón colocado a modo de lanzadera espacial frente al Consistorio. Este elemento arquitectónico servía de privilegiado mirador para unas religiosas de clausura que divisaban la ciudad en lontananza, sin ser vistas, a través de las celosías o el entramado de carpintería que cierra todo el perímetro de la balconada.
Salvando las distancias y quizá porque tuve la oportunidad de permanecer unos minutos en él, me asalta ahora la interrelación de ideas con unos listoncillos en los que entreveo la realidad de Canarias, cada vez que la Comunidad Autónoma sale enmarcada en estadísticas comparativas.
Distingo enrejado al Archipiélago desde el "ajimez" que proporcionan los medios: compartimentos más que preocupantes cuando compruebo que nuestra región se disputa, desafortunadamente, muchos primeros puestos de no pocos aspectos negativos de ámbito social.
No me apunto los datos y hablo de memoria, aunque las cifras están ahí. La Islas aparecen sempiternamente rezagadas, que recuerde, en infraestructuras para mayores, centros para salud mental, guarderías municipales, en denuncias por malos tratos... Una lista bien larga para reproducir, que remueve la inquietud allá dentro en el corazón.

En algún paseo por Aguere, mis hijos pequeños señalan la fachada de la Casa de los Capitanes y su piedra vista. Ojalá sea premonición de que las nuevas generaciones verán más despejado un panorama que, salvo excepciones, está hecho un colador.

EL POSTIGO ISLEÑO FRANCISCO BELÍN GONZÁLEZ