Vivir
LO ÚLTIMO:
Una mujer mata a su marido a puñaladas y alega que fue para defenderse leer

Integrar al alumnado inmigrante no es sólo un problema educativo, según el Consejo Escolar

Orlando Suárez afirma que sólo en el marco de políticas globales, que abarquen aspectos también relativos a sanidad o vivienda, podrían superarse las dificultades que plantean las culturas más reacias a la adaptación.

EL DÍA/EFE, Tenerife/Madrid
23/feb/02 21:35 PM
Edición impresa
EL DÍA/EFE, Tenerife/Madrid

El presidente del Consejo Escolar de Canarias (CEC), Orlando Suárez, dijo ayer a EL DÍA que "sólo en un marco de políticas globales de carácter social, laboral o económico, que abarquen no sólo aspectos legales, sino también cuestiones relativas a la vivienda o la sanidad, podrán superarse los problemas que puede generar la integración de alumnos inmigrantes en las aulas canarias, en especial la de unos pocos pueblos que tienden a cerrarse en su cultura y no se integran en la nuestra".

Suárez sostiene que "éste no es un problema exclusivo de la escuela, sino que la solución debe venir aparejada a esa conciencia integradora global", en relación a los casos de la niña marroquí Fátima Ledrisse o de la familia residente en el barrio de Ripollet (Barcelona). El presidente del CEC reveló que este órgano ha realizado un estudio sobre integración contando con los datos de 57 centros del Archipiélago. "De sus conclusiones se desprende que la mayoría de los centros consultados encontraron situaciones tan enriquecedoras como preocupantes". "Pensaban, por ejemplo, - prosigue - que el intercambio y la interacción son un valor en sí mismos, pero que deben ligarse a programas de convivencia y tolerancia". Orlando Suárez afirma que el sistema educativo canario "propicia ya acciones pioneras en este sentido" y que el asunto "lleva aparejada la necesidad de enriquecer los currículos, que deben incluir la familiarización con otras culturas".

Otro aspecto, que viene dado "por la especial sensibilidad de nuestro territorio a la influencia externa", hace que, guardando el respeto por otras culturas, "sea necesario no olvidarse de la propia, dentro siempre de ese marco de la tolerancia". En el referido estudio de centros, el CEC realizó una serie de propuestas generales y otras específicas del ámbito educativo para la mejor integración. Entre las primeras, la asignación del 0,7 del PIB a los países subdesarrollados, la inversión pública y privada en los países en desarrollo y la racionalización de la presión demográfica y el uso del territorio, más acciones de control y medidas concretas de integración social. Como específicamente educativas, explicó Orlando Suárez, se propone un plan de formación del profesorado en los centros que cuentan con programas de acogida o el refuerzo de los cursos de español para extranjeros. "Para lograr estos objetivos, los recursos deben provenir también del Estado", dice. Canarias tiene una rica tradición de contacto y mestizaje, "y la visita de millones de turistas al año ha supuesto un cambio en el territorio", agregó finalmente el presidente.