Canarias

El Gobierno afina los criterios para limitar la vivienda

El coordinador técnico de las Directrices de Ordenación General, Faustino García, adelantó que se aplicarán políticas diferenciadas según los territorios. Entre las medidas que se estudian están restringir el uso residencial en los núcleos urbanos o aumentar la edificación en vertical.

EL DÍA, S/C de Tenerife
25/feb/02 16:26 PM
Edición impresa

El Gobierno Canario estudia los criterios que se establecerán en las futuras Directrices de Ordenación General y del Turismo para condicionar la construcción de vivienda nueva en el Archipiélago. Entre las medidas se baraja limitar en suelos urbanos la clasificación residencial, para colmatar los núcleos ya consolidados, y propiciar el desarrollo edificatorio vertical (con construcciones de más de tres plantas).

Faustino García, jefe del Servicio de Ordenación Territorial y coordinador de las Directrices, afirmó a EL DÍA que se pretende regular aplicando "políticas diferenciadas según los territorios". En este sentido, indicó que existen municipios donde no se puede construir en vertical.

García reconoció que en el avance de las Directrices de Ordenación General no se establecían criterios referidos a las viviendas nuevas, pero explicó que se regulaban las actividades sobre los suelos urbanos.

El técnico de Política Territorial y Medio Ambiente replicaba así a las declaraciones del decano del Colegio de Abogados de Canarias, Ramiro Cuende, quien solicitó el martes pasado que se ordene la densidad y la concentración de vivienda en las Islas ante la proliferación de edificaciones en un territorio que no puede más.

Cuende añadió, además, que está convencido de que el Gobierno no va a acotar la construcción de viviendas nuevas, sino a "cambiar la forma de construirlas".

Efectos colaterales

Faustino García replicó que en el nuevo texto de las Directrices sí se pretende regular la construcción de viviendas nuevas, para lo que existe una coordinación con la Dirección General de Vivienda de la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas.

El coordinador técnico subrayó que las medidas para condicionar la construcción de vivienda nueva se deben adoptar con rigor porque los efectos colaterales, tanto sociales como económicos, pueden ser graves.

Los criterios deben fijar "controles" a la construcción de viviendas, pero también "incentivos" para fomentar el desarrollo de la economía, apostilló Faustino García.

En este sentido, se pretende impulsar el uso de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) para la rehabilitación o la reposición del parque urbanístico más antiguo, con lo que se espera contrarrestar una posible desaceleración económica en la actividad de la construcción.