Dinero y Trabajo

El CES de la Unión Europea garantiza que pedirá ayudas permanentes para Canarias

El Comité Económico y Social defenderá la necesidad de que las regiones ultraperiféricas, entre las que se encuentra el Archipiélago, reciban ayudas permanentes que les permitan hacer frente a sus problemas estructurales, entre los que destaca el alejamiento del continente.

CORRESPONSAL, Bruselas
25/feb/02 21:36 PM
Edición impresa

Así lo confirmó a EL DÍA Margarita López Almendáriz, ponente de un dictamen que está elaborando el CES al respecto, quien destacó que si se cumplen las previsiones en cuanto al calendario, el grupo de estudio se reunirá en abril para ultimar el documento y lograr que pase al pleno de mayo para su aprobación definitiva.

La visita el pasado mes de enero a Tenerife, que los miembros del CES aprovecharon para entrevistarse con diferentes representantes políticos y empresariales del Archipiélago, les permitió conocer de cerca los problemas de estas Islas.

Según subrayó López Almendáriz, las dificultades de las regiones ultraperiféricas (Rup) son de carácter "estructural y permanente, no son algo transitorio", por lo que estos territorios deben recibir un apoyo constante. La responsable de elaborar el dictamen del CES cree también que los argumentos a favor de ayudas permanentes para las Rup están respaldados por el artículo 299 del Tratado de Amsterdam, en el que se alude exactamente a la situación de estos territorios. López Almendáriz considera, de manera metafórica, que el 299 es una "caja maravillosa" que la UE ha dado a las Rup, pero cree que esa "caja" todavía debe ser rellenada con políticas concretas. Precisamente, las líneas principales del dictamen que prepara el CES coinciden con la postura que está defendiendo el Gobierno Canario para intentar asegurar una buena posición del Archipiélago en la UE en los próximos años, cuando los Quince afrontarán cambios radicales debido a la ampliación hacia el Este, y que también se basan en el artículo 299.

López Almendáriz admitió que los países candidatos a ingresar en la UE a partir de 2005 están en una mala situación económica, pero opinó que mejorarán de manera paulatina porque tienen la ventaja de estar en el centro del continente, lo que conlleva una mayor facilidad para el transporte.