Tenerife

Seis de los diez municipios del Sur ponen reparos al trazado del tren

Los alcaldes de El Rosario, Candelaria, Fasnia, Arafo, Arico y San Miguel de Abona, en cuyas localidades no se han establecido paradas del tren que unirá Santa Cruz con Las Américas, no están dispuestos a permitirlo y piden al Cabildo que reconsidere sus planes iniciales.

Pedro Alemany, S/C de Tenerife
25/feb/02 12:00 PM
Edición impresa

No las tiene todas consigo el Cabildo de Tenerife para convencer a los habitantes del Sur de la Isla, o al menos a los alcaldes que los representan, de que el modelo de implantación del tren que unirá Santa Cruz con Playa de las Américas es el que mejor responde a los intereses generales.

Seis de los diez municipios que atravesarán las vías expresaron recientemente a este periódico algún tipo de reparo al trazado elegido, fundamentalmente en lo que se refiere a las paradas establecidas. A pesar de ello, todos coinciden en la necesidad de disponer de este sistema de transporte alternativo al coche entre la Capital tinerfeña y las zonas turísticas del Sur.

Sabida es la aprobación que los municipios del Sur que dispondrán de parada - en este caso Güímar, Granadilla, Arona y Adeje - han dado a los planes del Cabildo. Mucho tiene que ver con ello que la memoria del proyecto los haya favorecido con una de las cinco estaciones que se han establecido inicialmente entre el Intercambiador de Santa Cruz y Las Américas.

Todas en las cercanías de la autopista que une actualmente dichos puntos, las estaciones estarán ubicadas en Añaza, Polígono de Güímar, San Isidro, Aeropuerto Reina Sofía y Los Cristianos.

Sin embargo, los alcaldes de los municipios de El Rosario, Candelaria, Arafo, Fasnia, Arico y San Miguel, que tendrán que conformarse con ver pasar el tren por delante de sus casas sin posibilidad de acceder al servicio de una forma fácil y cercana, no han pasado de aceptar el proyecto a regañadientes.

Por ejemplo, el alcalde de Arico, Eladio Morales, considera que el volumen de población del municipio, cifrado actualmente en poco más de 7 mil habitantes, es razón suficiente para establecer una estación a lo largo de los 13 kilómetros que dispone junto a la autopista. Está dispuesto, sin embargo, a "compartirla" con la vecina Fasnia, cuyo teniente alcalde, Germán García, aporta idénticas razones para demandar una parada.

Pasos subterráneos

Macario Benítez, alcalde de El Rosario, apunta que, aunque Radazul y Tabaiba no destacan especialmente por su actividad económica, sí lo hacen porque la mayoría de sus vecinos se desplazan cada día a trabajar a otras zonas, y que quieren gozar del servicio como los demás.

Por su parte, el alcalde de Candelaria, Gumersindo García, haciéndose eco de una preocupación generalizada entre ellos, ha solicitado al Cabildo que el paso por el municipio se realice de forma subterránea. De otro modo, en su opinión, se afectará notablemente a la movilidad interior del municipio mariano por la cantidad de pasos a nivel que habrían de establecerse.