Vivir

Un estudio detecta que niños de 12 años beben alcohol habitualmente


EL DÍA, S/C de Tenerife
25/feb/02 21:36 PM
Edición impresa

La delegación de Proyecto Hombre en Tenerife ha detectado que algunos jóvenes con 12 años de edad ya consumen alcohol habitualmente, al analizar los resultados de la evaluación del "Programa Escolar y Familiar Entre Todos".

El director coordinador de Proyecto Hombre, Jorge Gil Tadeo, destacó que el programa de prevención escolar y familiar tiene un punto fuerte, y es que hace una apuesta clara por el trabajo familiar. "Los datos - explicó - aportan que frente a una media de participación de los padres y madres por debajo del 15 por ciento, Proyecto Hombre consiguió una media de un 41,5 por ciento, incluso con picos de participación de un 68 por ciento".

Es un programa llevado por los profesores en las tutorías de los colegios. Los chicos tenían que llevar trabajos a casa para trabajar con sus padres y éstos acudían por las tardes para participar en sesiones de trabajo.

Los mejores resultados se dieron con los que todavía no habían empezado a consumir, retrasándose la edad de consumo de alcohol y tabaco con la prevención. Hay gente que acaba teniendo un problema de consumo de alcohol o droga, dada la insuficiente prevención.

Por ello, el responsable de Proyecto Hombre señala que hay que afrontar lo antes posible el problema para que no lleguen a hombres y mujeres que tengan que necesitar rehabilitación. Por lo tanto, se cuenta con un programa de prevención escolar y familiar, y para los que llegan al consumo, por ejemplo de drogas, se cuenta con el programa Nova que se desarrolla en el centro Príncipes de España, que está dando muy buenos resultados. Lo más importante para Jorge Gil es que el chico tenga la información y conozca los efectos sin dramatizar, porque si no los jóvenes no se creen nada. Luego habrá que trabajar en grupo y que en el mismo aprendan a decir no y que descubran sus valores personales, familiares y sociales. Entre las múltiples técnicas o estrategias cognitivas disponibles, se eligieron las dos que tienen una mayor relevancia, tanto por el segmento de edad al que va dirigido el programa como por las conductas que se pretenden prevenir a través del mismo, como son el estilo atribucional y la anticipación de consecuencias.

La formación

Se desarrollaron 17 unidades didácticas agrupadas en 9 materias que intentan dar respuesta a lo que se piensa que son los tres pilares en los que se debe cimentar la formación de los jóvenes para la prevención del consumo de drogas, como saber (informando sobre las drogas), querer (reflexionando sobre actitudes, valores y motivaciones) y poder (trabajando la autoestima, las habilidades y la toma de decisiones).

El programa consigue disminuir la extensión de la experimentación con bebidas de manera significativa. Se ha visto que en relación con los sujetos del grupo de control, consigue reducir esta extensión un 9,7 por ciento entre los escolares que han participado en el programa.

Jorge Gil afirma de manera positiva la efectividad del programa de manera general, pero especialmente cuando el grupo destinatario de la intervención aún no se ha iniciado en el consumo de bebidas alcohólicas o simplemente son aún experimentadores que han probado alguna vez.

En el programa Nova se están encontrando con jóvenes de 14 años que necesitan asistencia por un consumo abusivo de cannabis, pastillas, alcohol y cocaína, a lo que se está dando una alternativa.

Sobre Proyecto Hombre, Jorge Gil destacó la diversificación actual de los programas, lo que ha dado una respuesta clara a la realidad sociológica de las drogas con la aplicación de programas nuevos de terapia.