Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El TSJC confirma la mayor indemnización por negligencia médica en España leer

Menos MADERA

Expertos forestales de España y Portugal analizan el exceso de densidad de los bosques canarios, de hasta 2 mil ejemplares por hectárea, muy superior a los 400 aconsejables.

EL DÍA, S/C de Tenerife
26/feb/02 21:37 PM
Edición impresa

La gestión de los bosques de Tenerife, los problemas de reforestación en Gran Canaria y la recuperación de la laurisilva en el Parque del Cedro, en La Gomera, centran las III Jornadas de Selvicultura que en cada una de estas Islas celebra la Asociación de Profesionales Forestales de España (Profor).

El Centro de Planificación Ambiental del Gobierno de Canarias, en La Laguna, acogió ayer la presentación de las jornadas, que inauguró el consejero insular del Área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, Wladimiro Rodríguez Brito, junto al coordinador del encuentro de Profor, Francisco Cano.

En declaraciones a EL DÍA, Rodríguez Brito explicó que en lo que respecta a Tenerife, las jornadas se centrarán en los problemas de la entresaca de los bosques, "para la eliminación del pino insigne y de combustible", derivados de la reforestación y la falta de gestión de los montes tinerfeños en años anteriores.

El consejero insular se refirió a los estudios que demuestran que un pinar no debe pasar de los 400 ejemplares por hectárea, mientras que en las Islas se supera la ratio de 1.600 y hasta los 2 mil pinos por hectárea, "lo que lo convierte en un árbol muy débil", además de generar otros problemas para la flora y fauna del lugar.

Añadió que las jornadas servirán también para analizar los trabajos y pruebas sobre la recuperación del pinar una vez que se ha hecho la entresaca, la cual "permite brotar las plantas, matorrales y brezal, cuando la luz del sol puede bajar al suelo, y hace que la lluvia horizontal sea más importante". Del mismo modo, añadió, "mejora la fauna, puesto que la falta de comida hace que no haya pájaros ya que los árboles ni siquiera dan piñas".

Además, indicó Brito, los profesionales forestales acometerán el aprovechamiento de los restos de tierra para la elaboración de compost, para lo cual se incluye una visita a un centro de compostaje, "una práctica que en otras épocas ha sido cuestionada porque se pensaba que generaba resinas cuando se molía, y que ahora se está demostrando que es buena para el campo", indicó.

Acerca de qué pueden tener en común los bosques de las Islas y los del resto de la Península como para haber dado lugar a estas cita de los profesionales forestales de España, el consejero insular aseguró que el debate sobre la repoblación con especies autóctonas y los problemas de gestión de los montes debido al turismo y el exceso de población "son los mismos en Canarias o en la Sierra de Guadarrama". Añadió que entre los profesionales que visitan las Islas participan delegaciones de Madeira y Azores.