Tenerife

El Cabildo inició ayer las obras del centro sociosanitario capitalino, que durarán 3 años

La demolición de parte del antiguo Hospital Militar supone el arranque de un proyecto que dotará a la Isla de 150 nuevas plazas de hospitalización de larga estancia, así como de un centro de día y un club social, que costará 29.476 euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
27/feb/02 12:00 PM
Edición impresa

Las obras del futuro centro sociosanitario de Santa Cruz de Tenerife, que se espera que entre en funcionamiento dentro de tres años, comenzaron ayer con la demolición del costado Sur del antiguo Hospital Militar, el situado junto al barranco de Santos, transcurrido algo más de dos años de la adquisición del inmueble por el Cabildo Insular.

Los trabajos de derribo de las estructuras afectadas, que se prevé duren unos seis meses, se iniciaron después de la presentación del proyecto, a la que asistieron el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior; el consejero insular de Acción Social y Sanidad, José Manuel Bermúdez; los consejeros de Sanidad y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Rafael Díaz y Marcial Morales, por este orden, y el alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo.

Con el inicio de las obras del centro sociosanitario de la capital tinerfeña, el Cabildo Insular da un paso importante en el aumento del número de plazas residenciales en la Isla. Ricardo Melchior manifestó al respecto que de las 900 plazas actuales se pasará en cuatro años a 2.200, de las que 150 plazas de hospitalización de larga estancia estarán ubicadas en el centro de la capital, a las que añadirán entre treinta y cincuenta más de un centro de día, así como un club social con capacidad para trescientas personas.

El presidente de la Corporación tinerfeña resaltó la colaboración mantenida con las dos consejerías para sacar adelante un proyecto en el que el Gobierno de Canarias participa con la aportación del 20 por ciento del presupuesto, del orden de 5.735 euros, unos mil millones de pesetas. Los 23.740 euros restantes, 3.950 millones de pesetas, serán financiados por la Corporación Insular que, a su vez, abonó al Gobierno canario mediante una permuta los 600 millones de pesetas que le costó el edificio, comprado en la legislatura anterior al Ministerio de Defensa.

Proyecto "ambicioso"

En la presentación, Miguel Zerolo insistió en el esfuerzo económico realizado por el Cabildo de Tenerife en un proyecto que el consejero de Asuntos Sociales, Marcial Morales, calificó de "ambicioso" y producto de una "acción concertada" entre el Gobierno de Canarias, los cabildos insulares y los ayuntamientos. Por su parte, Rafael Díaz, titular de Sanidad, consideró que el futuro centro es "necesario" porque viene a paliar carencias en materia de servicios sociosanitarios.

El proyecto técnico, obra del gabinete de arquitectos Cabrera y Febles, proyecta la construcción en la zona en la que se efectúan los derribos de un nuevo edificio de menores proporciones que será destinado a club social. También se eliminarán las construcciones existentes en los patios interiores, que serán recuperados como espacios de iluminación, ventilación y esparcimiento. Las fachadas de las calles Galcerán e Iriarte se respetarán en su totalidad y, en parte, la de la calle Ramón y Cajal. Una vez terminado, el edificio tendrá cuatro áreas funcionales, de índole administrativa, hospitalaria, centro de día y club social que ocuparán una superficie construida de 18.800 metros cuadrados.