Canarias

El desvío de inmigrantes alivia la presión sobre el Archipiélago

El consejero Marcial Morales consideró ayer "imprescindible" que, al igual que en los últimos meses, las personas en situación irregular sigan saliendo de las Islas. En una comparecencia parlamentaria, solicitada por el PSC, abogó por un consenso entre todos los partidos políticos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
28/feb/02 16:26 PM
Edición impresa

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales, Marcial Morales, destacó ayer, como un dato positivo de los últimos meses, el aumento del desvío de inmigrantes en situación irregular "por una vía u otra" fuera de las Islas, lo cual, comentó, "ha disminuido la presión sobre el Archipiélago".

Morales catalogó, en una comparecencia ayer en el Pleno del Parlamento de Canarias, de "imprescindible" que "sigan saliendo inmigrantes de las Islas", porque la "acción humanitaria desarrollada por el Gobierno Autónomo y las ONG es encomiable pero tiene unos límites".

Marcial Morales reiteró la necesidad de que el Estado dé respuesta a los problemas de inmigración en Canarias en consonancia con sus competencias.

El consejero de Asuntos Sociales tachó de "inaceptable" la concentración de personas que no pueden ser devueltas a su país de origen en los parques de ciudades canarias, así como la situación del centro de internamiento en la terminal del antiguo aeropuerto de Fuerteventura.

En el plazo de un año, de 2000 a 2001, se ha doblado el número de inmigrantes que han alcanzado las costas canarias a bordo de pateras. El pasado año llegaron casi 4 mil personas del continente africano y hasta el 20 de este mes se cifraban en 880, según datos del consejero.

Pacto

Marcial Morales abogó por el sosiego y confió en que los problemas de inmigración, que - advirtió - están en su primera etapa, se resuelvan con el esfuerzo común de todos los partidos. Con este fin se reunirá la próxima semana una mesa integrada por representantes de las cuatro formaciones políticas con representación en el Parlamento (CC, PSC, PP y Grupo Mixto). Los partidos, según afirmó Marcial tras su intervención, comparten la mayor parte de los criterios de partida.

Los grupos parlamentarios coincidieron en reivindicar una mayor cooperación por parte de la Administración Central, así como en la necesidad de intensificar la cooperación para el desarrollo de los países emisores.

Eustaquio Santana, del Grupo Socialista, manifestó que "Canarias se siente ninguneada por la Administración estatal" y criticó la labor del Ejecutivo Autónomo, al que acusó de sufrir el síndrome de Estocolmo (propio de los rehenes).

Negó que haya disminuido la presión sobre las Islas tras el incremento de las detenciones en el costa andaluza y abogó, en su propuesta de pacto, por lograr compromisos del Estado y de la Unión Europea.