Sucesos

Dos jóvenes con pasamontañas y machete asaltan una farmacia en el Camino del Hierro

Los atracadores lograron apoderarse de mil euros y del bolso de la empleada, que fue encerrada junto con el farmaceútico en la botica. En el exterior los esperaba un tercer individuo con una motocicleta en la que huyeron los tres, según relató un testigo presencial.

EL DÍA, S/C de Tenerife
28/feb/02 9:34 AM
Edición impresa

Dos individuos que cubrían sus rostros con pasamontañas, al tiempo que uno de ellos esgrimía un machete tipo carnicero de grandes dimensiones, asaltaron sobre las 20:00 horas del pasado lunes la farmacia situada en el Camino del Hierro de la Capital tinerfeña, de donde se apoderaron de mil euros (166.386 pesetas), según relató a EL DÍA el farmaceútico asaltado.

Los hechos ocurrieron cuando los asaltantes se dirigieron a la empleada con el grito de: "Esto es un atraco, no hagan nada que les pinchamos", mientras que encerraban al farmaceútico y a la auxiliar en la botica, según la víctima. Uno de los atracadores presentaba el síndrome de abstinencia en tanto que su cómplice trataba de calmarlo.

Esta prosiguió con su relato narrando que "además de llevarse el dinero de la recaudación se apoderaron del bolso de la auxiliar. Apenas estuvieron en el interior más de uno o dos minutos, pero me pareció una eternidad".

En la calle, según un testigo que los vio salir, los esperaba un tercer individuo en una motocicleta, en la que al parecer huyeron los tres.

Estos asaltantes podrían ser los mismos que la semana pasada atracaron una farmacia en Las Indias.

Por otra parte, un hombre de color, natural de Senegal, denunció sobre las 11:30 horas del pasado lunes que otros cuatro individuos le agredieron salvajemente cuando se encontraba en el Polígono Costa Sur. La víctima se presentó en las dependencias policiales sangrando abundantemente por la cabeza.

El agredido relató a los agentes que cuatro personas de su misma raza le agredieron. Mientras que uno le sujetaba por los brazos, los otros le golpeaban con un palo y le clavaban un cuchillo en la frente.