Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ida Vitale, Premio Cervantes leer

Intersindical denuncia la reducción de la vigilancia junto al HUC, pese a las agresiones

El sindicato asegura que la Gerencia del hospital ha incumplido el compromiso adquirido en noviembre de reforzar la seguridad en el aparcamiento, en el que se cometieron el año pasado unos 21 robos, 31 desperfectos en vehículos y 15 agresiones, una con el resultado de muerte.

EL DÍA, S/C de Tenerife
28/feb/02 21:39 PM
Edición impresa

Al menos 21 robos, 31 desperfectos en vehículos y unas 15 agresiones físicas, de las que una tuvo como resultado el fallecimiento de la víctima al ser golpeada con una barra metálica, se registraron el año pasado en los aparcamientos del Hospital Universitario de Canarias (HUC), según datos ofrecidos por Intersindical Canaria (IC), organización que ha denunciado con insistencia la inseguridad del recinto y que asegura "la presencia de vigilantes se ha reducido".

A pesar de las reiteradas quejas formuladas por el sindicato y del compromiso adquirido por la gerente del Universitario, Encarnación Campelo, en noviembre de 2001, quien por escrito comunicó al delegado sindical Jaime Berthencourt que se estaban "tomando las medidas oportunas" para que sucesos como los acaecidos no se repitieran, los aparcamientos situados junto a la montaña de Ofra siguen en la misma situación.

"Tres meses después, ni la presencia de dos vigilantes durante las veinticuatro horas del día, ni la instalación de puntos de luz o la colocación de barreras de control en los accesos de los aparcamientos se han hecho efectivos", critica IC en un comunicado difundido ayer, en el que recalca "ninguna de las medidas reclamadas han sido materializadas y, muy al contrario, los escasos efectivos de vigilancia existentes incomprensiblemente se han visto reducidos".

Por este motivo, el sindicato ha colocado carteles en los exteriores del hospital tinerfeño en los que se lee "Zona peligrosa, asegure sus pertenencias y vaya acompañado", para advertir del riesgo de sufrir una agresión o robo a las personas que transitan por la zona.

Sin medidas

El sindicato ha reclamado la necesidad de que la dirección del Universitario tome medidas efectivas para acabar con el alto grado de inseguridad de los aparcamientos y, de este modo, las sucesivas agresiones que sufren trabajadores y usuarios, así como los robos y daños sobre los vehículos estacionados.

Por ello, ha remitido copia de las denuncias presentadas ante la Policía por los trabajadores que han sido víctimas de la delincuencia al consejo de administración del Consorcio Sanitario de Tenerife y a la Gerencia del hospital, al tiempo que lamenta haberse visto en la obligación de asumir "acciones que no corresponden en modo alguno a un sindicato, como es el seguimiento de la vigilancia que se ejerce en la zona".