Dinero y Trabajo

El tomate canario estará entre los cultivos declarados catastróficos


EL DÍA, S/C de Tenerife
2/mar/02 21:40 PM
Edición impresa

Los núcleos de las Islas donde el cultivo del tomate se ha hundido como consecuencia de enfermedades como el virus de la cuhara, como ocurre con el sureste de Gran Canaria, serán declaradas zona catastrófica mediante un real decreto que será aprobado por el Consejo de Ministros con carácter inminente, aseguró el consejero de Agricultura del Gobierno canario, Pedro Rodríguez Zaragoza, durante una reunión que celebró ayer con el presidente de COAG-Canarias, Rafael Hernández.

Este anuncio se produjo después de que la COAG sacase a la calle a varios miles de agricultores en Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, casi un centenar y 4 mil, respectivamente, en defensa de mayores controles fitosanitarios. Las medidas que establecerá el Gobierno en dicho Real Decreto incluyen la cotización a la Seguridad Social del período que los trabajadores han estado desempleados, para que puedan cobrar el desempleo, y la aplicación de una serie de ventajas fiscales a los empresarios agrícolas. Asimismo, dijo que se habilitará un crédito, que será financiado a medias por el Gobierno Canario, para paliar las pérdidas que se originen cuando concluya la zafra, que, según Rodríguez Zaragoza, pueden llegar a los 36,06 millones de euros (6 mil millones de pesetas).

Seguro colectivo

El consejero anunció además que el próximo año se ampliará la cobertura del seguro colectivo agrario para el tomate. También manifestó que se reunirá el próximo lunes en Barcelona con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y le exigirá de nuevo la dotación de más medios para lograr un control fitosanitario eficaz en los aeropuertos y puertos canarios.

Por otro lado, Jorge Hernández, encargado de frutas tropicales de COAG, declaró ayer en la capital tinerfeña que, además de un mayor control de entrada de productos foráneos, los agricultores exigen la creación de una comisión de estudio de ámbito regional, la implantación de unidades de actuación fiscales en puertos y aeropuertos y la declaración de suelo rústico como estratégico.

Por su parte, Gabriel Dorta, presidente de Acipmaga, que también asistió a la manifestación, incidió en la necesidad de contar con un mercado de origen canario donde puedan vender sus productos.