Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La borrasca deja en Canarias más de 40 litros por metro cuadrado y vientos de 100 km/h leer

El Cabildo facilita el viaje a Guatemala para la canonización del Hermano Pedro

Los tinerfeños sin recursos económicos que quieran presenciar la subida a los altares del que será el primer santo nacido en las Islas podrán solicitar una ayuda que, como en los programas de Turismo Social, será financiada por la Corporación Insular y los distintos Ayuntamientos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
2/mar/02 12:00 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife pretende establecer una ayuda económica para aquellos tinerfeños que, con escasos recursos, deseen desplazarse en julio a Guatemala para asistir a los actos organizados con motivo de la canonización del Hermano Pedro.

La iniciativa fue dada a conocer ayer por el presidente de la Corporación Insular, Ricardo Melchior, quien comentó las gestiones que está realizando el Cabildo para garantizar la presencia de una representación tinerfeña en el país centroamericano con motivo de la histórica fecha.

Al parecer, la fórmula que empleará la Corporación Insular para facilitar las ayudas será similar a las que se han utilizado en otras ocasiones para financiar los programas de turismo social, es decir, mediante aportaciones del propio Cabildo, de los Ayuntamientos y de los viajeros.

Al mismo tiempo, y dada la escasez de establecimientos hoteleros de la capital guatemalteca, y teniendo en cuenta la presencia durante esos días del Papa Juan Pablo II y su séquito, el Cabildo ha reservado una serie de plazas para alojar a la embajada de Tenerife en los actos.

Ricardo Melchior confirmó, asimismo, que la delegación oficial de Tenerife contará con integrantes de todos los grupos políticos presentes en la Corporación Insular, ya que, en su opinión, "se trata de un acontecimiento que sobrepasa cualquier consideración de orden político y tiene que ver con todos los tinerfeños".

Motivo de alegría

El presidente del Cabildo puso de relieve el orgullo que para los habitantes de Tenerife representa la canonización del Hermano Pedro, que se convertirá en el primer hijo de este Archipiélago que alcanza la santidad. Ello debe suponer un motivo de alegría que debemos compartir todos los isleños.

De esa manera, para Ricardo Melchior, la personalidad del evangelizador nacido en Vilaflor "ha de ser reconocida y celebrada por toda la ciudadanía, independientemente de si se trata de personas creyentes o no".

De ahí que el presidente del Cabildo tinerfeño resaltara que "jamás en la historia de nuestro pueblo se había producido un acontecimiento de esta naturaleza y, por tanto, para los primeros debe suponer una gran satisfacción por su condición de cristianos y para los no creyentes o no católicos también, porque la figura de un tinerfeño que ha pasado a la historia va a ser ensalzada con la máxima distinción que otorga un estado como el Vaticano".