Vivir

El 7,8% de los pacientes de La Candelaria contraen una infección

El hospital ha rebajado su prevalencia desde 1995 hasta situarse en la media nacional. Pese a esto, el Servicio de Medicina Preventiva advierte de "prácticas incorrectas" entre el personal sanitario.

EL DÍA, S/C de Tenerife
3/mar/02 21:41 PM
Edición impresa

Un total de 45 pacientes contrajeron el año pasado una infección durante su permanencia en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, lo que supone que 7,8 enfermos ingresados de cada cien adquieren una infección nosocomial u hospitalaria, según se desprende del estudio EPINE, que se realiza todos los años en mayo en un elevado número de centros sanitarios españoles.

El jefe del Servicio de Medicina Preventiva de La Candelaria, Valentín Hernández Vaquero, informó a EL DÍA de que este porcentaje supone una reducción en casi dos puntos de la prevalencia de las infecciones hospitalarias desde 1995, año en el que se situaron en el 9,5 por ciento.

"El objetivo es que bajen poco a poco, aunque el porcentaje actual está dentro de la media nacional y, además, es muy difícil que se coloquen por debajo del 5 por ciento", declaró.

Añadió que "las infecciones hospitalarias siguen siendo un problema relevante en todos los hospitales españoles, debido a la mayor frecuencia de pacientes con una alta susceptibilidad, como los diabéticos, oncológicos, con insuficiencia renal, inmunodeprimidos o cirróticos; a la aparición de microorganismos resistentes a los antibióticos por su uso indiscriminado, al cada vez mayor complejidad de las intervenciones quirúrgicas y a la realización de más procedimientos invasivos".

Del estudio EPINE se desprende que las infecciones que se contraen con más frecuencia durante la estancia por enfermedad en el Hospital Universitario de La Candelaria son las urinarias, por el uso de las sondas; quirúrgicas, por la afectación de la herida, y respiratorias, en este caso por la aplicación de la respiración asistida, lo que el especialista consideró el resultado de "maniobras terapéuticas" en los pacientes ingresados.

Resistencias peligrosas

Hernández Vaquero insistió en que la población debe concienciarse del "correcto uso que se da a los antibióticos, ya que detectamos gérmenes cada vez más resistentes e incluso, multiresistentes a estos medicamentos".

Por otro lado, señaló que ha detectado en el personal sanitario de La Candelaria "algunas prácticas incorrectas que se solucionan sobre la marcha con educación sanitaria" y citó el lavado de manos.

"Es una de las medidas de eficacia probada para prevenir las infecciones hospitalarias", de ahí que insistiera en que deba ser minucioso y efectuarse siempre entre paciente y paciente.