Vivir
RAMIRO CUENDE DECANO DE LA DEMARCACIÓN DE TENERIFE, LA GOMERA Y EL HIERRO DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS

"En Canarias hay capacidad para hacer maravillas, pero se imita lo de fuera"

El arquitecto declara "sin pelos en la lengua" que Santa Cruz "funciona con paso cansino" porque "hay demasiados funcionarios y poca coordinación y esto se nota en el desarrollo". El decano también asegura que "la Administración tiene que ponerse tenis para caminar más rápido".

DORY MERINO, S/C de Tenerife
3/mar/02 21:41 PM
Edición impresa

El decano de la Demarcación de Tenerife, La Gomera y El Hierro del Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias (COAC), Ramiro Cuende, afirma que no le gusta la estética de los nuevos edificios de Cabo Llanos porque este modelo urbanístico está desfasado en el tiempo. No obstante, puntualiza que no hay que dramatizar demasiado porque se vislumbra una solución cercana con la urbanización de la futura plaza pública - entre las torres gemelas - y el edificio de Usos Múltiples, entre otros. Afirma que en Canarias hay capacidad para hacer maravillas, pero hay una tendencia de imitar lo de fuera y eso sale mal.

El arquitecto afirma rotundamente que la ciudad sostenible es la que se basa en su cultura. Es decir, que respeta el medio ambiente y que trata con el mismo interés a los grandes proyectos como a los espacios más íntimos. En este sentido, Cuende, que rezuma cariño hacia la Capital, afirma con valentía y "sin pelos en la lengua" que "Santa Cruz funciona con paso cansino".

- ¿Está satisfecho con el ritmo urbanístico que observa en la Capital?

- La Administración municipal tiene que mejorar el ritmo. La Gerencia no es ágil en cuanto a la gestión y la burocracia ralentiza los proyectos. Está sucediendo algo similar a lo que pasó con el Aeropuerto de Los Rodeos, que cuando se terminó ya resultaba pequeño. En mi opinión, hay que cambiar las actitudes "sacudiendo la alfombra y hablando más claro". Hay demasiados funcionarios opinando y poca coordinación y esto se nota en el desarrollo de la Ciudad, que funciona a un paso cansino. Esta tierra pierde mucho dinero financiando operaciones a corto plazo. La Administración tiene que cambiar de uniforme y ponerse tenis para caminar más rápido.

- Habla con conocimiento de causa porque por el Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias también pasan muchos expedientes, ¿no?

- Una barbaridad, pero funcionamos como una empresa privada y hay más eficacia. En cambio, el cuerpo de funcionarios, desde mi punto de vista, se mueve por unas reglas que están anquilosadas en el tiempo. Pienso que les falta tiempo para pensar, pese a que no es un problema de horas sino de actitud y como resultado genera desánimo en la población.

"Coleccionar piezas"

- ¿Le gusta el modelo urbanístico que se está construyendo en Cabo Llanos?

- En esa zona existe un problema de concepción urbanística del modelo. Casi todos los edificios que se están construyendo en la actualidad responden a un concepto propio de los años ochenta - muy pobres estéticamente - de bloques todos iguales, con poca distancia entre ellos y con un encuentro con el terreno sin espacios libres. El problema está en la densidad más que en la ocupación del suelo. No cabe duda de que este modelo está desfasado. No obstante, cuando se acaben las obras y crezcan los árboles veremos otra imagen de la zona.

- ¿Cual es el último encargo que le ha pasado el Ayuntamiento?

- Ahora estamos estudiando un proyecto, que no es nuevo, pero que no está resuelto, y se refiere a la convocatoria de un concurso público para buscar una solución que refuerce la actividad comercial en la rambla de Pulido - desde la plaza Weyler hasta la plaza de la Paz - y también en el pequeño tramo de la calle General Mola que sube hasta el puente Zurita.

- ¿Faltan arquitectos en Canarias y por eso se encargan proyectos a otros famosos de fuera?

- En Canarias hay capacidad de hacer maravillas y tenemos medios para eso, pero hay un afán de imitar a lo de fuera y eso lo hacemos mal. Es como si la Ciudad quisiera coleccionar "piezas" realizadas por artistas extranjeros. A veces sólo buscamos la eficacia y se ha dejado de lado la humanidad, el diálogo, la ternura y la ética, que son aspectos tan característicos de nuestra idiosincrasia. En cambio, en una isla pretendemos imitar lo que se construye en una gran ciudad europea. Recuerdo que César Manrique definía al rascacielos de "chiquito ridículo" y ahora le estamos dando la razón. Falta el no haber dado con la clave de nuestra forma de vida, con nuestra historia. Además, el modelo copiado es como la parte fea de la metrópoli europea, que no llena a nadie y resulta que Somosierra o García Escámez es mucho mejor - porque hay premios en arquitectura - que Cabo Llanos.

- ¿Cuál sería el modelo ideal?

- Una ciudad sostenible es la que se basa en su cultura. Es decir, que atiende por igual a los grandes proyectos como a los espacios más íntimos, que hace de la sección de la calle más pequeña a la más grande un lugar de comunicación. En cambio, aquí tenemos "pan y circo" a manos rotas en algunos momentos del año y después un abandono total.

"No todo puede ser negocio"

- ¿Qué opina del proyecto de Perrault para Las Teresitas?

- El proyecto de Perrault para Las Teresitas no me gusta. No era el mejor del concurso. Perrault sabe hacer bien la edificación y se le ha adjudicado un concurso de territorio. Es un magnífico arquitecto, pero la idea que presenta de la playa está en códigos caribeños. Además, no entiendo cómo se desplazan a París un grupo de funcionarios acompañados por periodistas para entrevistarse con el arquitecto. No es de recibo y lo critico.

- ¿Qué piensa de los 10 mil metros de malla metálica que el arquitecto galo piensa instalar en los aparcamientos de la playa?

- La malla metálica no es factible y también en esto se nota que no conoce nuestro medio. Aquí todo el metal se oxida. En mi opinión, a Las Teresitas no le hace falta nada de eso. La adquisición del frente para el municipio ha sido una buena operación, pero aún no se ha resuelto el problema de San Andrés y Los Valles. No todo puede ser negocio y menos a cambio de repercutir negativamente en
RAMIRO CUENDE DECANO DE LA DEMARCACIÓN DE TENERIFE, LA GOMERA Y EL HIERRO DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS