Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Venezuela lleva siete días sin carne de vacuno, que ya no se vende leer

La huelga se alarga y las agencias de viajes piden créditos blandos para aguantar el pulso

Los sindicatos materializan hoy el séptimo de los paros programados en el transporte discrecional de viajeros, que a partir del próximo día 12 se repetirán, además de cada martes y viernes, también los domingos. La APAV solicita ayuda oficial y anuncia "medidas de choque".

5/mar/02 21:42 PM
Edición impresa

Evitar más daños

El consejero de Turismo y Transportes, Juan Carlos Becerra, reiteró ayer que su Departamento apoya las negociaciones que lidera el propio presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, para buscar una salida a huelga. Y pidió a las partes en conflicto que "eviten más daños económicos y sociales" a Tenerife y a Canarias. El consejero dijo que las diferencias entre las reivindicaciones de los trabajadores y lo ofrecido por los empresarios son "tan pequeñas" que deberían someterse a un laudo de intermediación para desconvocar una huelga "que hace mucho daño a la imagen de Canarias". Añadió que nadie puede dudar de que los paros que se mantiene cada martes y jueves desde febrero también tienen repercusiones negativas que se traducirán en pérdidas de puestos de trabajo en el sector de la hostelería.

EL DÍA, S/C de Tenerife

El comité de huelga dejó claro a primera hora de la tarde de ayer que, "ante la falta de respuesta a sus reivindicaciones salariales por parte de la patronal" del sector, continuaría hoy con los paros iniciados el pasado 12 de febrero, repitió que los servicios mínimos fijados por el Gobierno son "una provocación" y rechazó de plano someterse a un laudo de intermediación como propone el consejero Becerra.

A última hora de la noche, la asamblea de trabajadores votó a mano alzada seguir adelante con el calendario de protestas fijado hasta el próximo día 12 y, desde esa fecha, ampliar los paros que afectan a las guaguas de turismo y de transporte escolar hasta un total de 3 por semana: martes, viernes y domingos, según informó a EL DÍA el secretario de Acción Sindical del Sector del Transporte de IC, José Manuel Moreno.

Entre tanto, el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Provincial de Agencias de Viajes de Santa Cruz de Tenerife (APAV), José Ignacio Alonso, anunció que este colectivo profesional, si continúa la huelga, demandará del Ejecutivo que abra una línea de créditos blandos. Alonso y los máximos responsables de la APAV informaron en rueda de Prensa que ayer aportaron al consejero Becerra los datos que reflejan la delicada situación en que los paros han situado a las agencias de viajes, que han tenido que poner de su bolsillo casi dos millones de euros (200 millones largos de pesetas) para paliar los efectos de una huelga que ya ha afectado a más de 600 mil turistas. Alonso, que dijo que cada avión que aterriza en día de paro les cuesta a las agencias 5.108,60 euros (850 mil pesetas) adicionales, avanzó que la APAV se reunirá mañana para estudiar "medidas de choque" que permitan al sector alejar la amenaza de un cierre escalonado de agencias por las pérdidas económicas derivadas de esta huelga. Alonso dijo que si Tenerife quiere evitar caer en el error de Baleares, debe aplicar, de una vez por todas, "medidas más duras".

Tanto Alonso como el presidente de la APAV, Jorge Martínez, criticaron el poco eco que se le está dando a los negativos efectos económicos de la huelga Tenerife en el resto de Canarias y en el conjunto de España, y aseguraron que, por contra, ésta se está "magnificando en Inglaterra y Alemania, algo muy perjudicial para la buena imagen turística de que goza la Isla". Aseguraron que desde Francia ya se ha advertido que habrá desviaciones si sigue la huelga. Y reconocieron que han pedido "un laudo a la Administración".

Sobre esta posibilidad, José Miguel Barrachina, el nuevo negociador designado por UGT en sustitución de Cristóbal Arroyo - de baja por enfermedad según fuentes de este sindicato - , apuntó que "un arbitraje es una imposición y ésta es siempre mala".

Según puso de manifiesto el representante de la Federación de Comunicación y Transporte de CC.OO, Miguel Borredat, si se intentara un "arbitraje obligatorio", como ha apuntado el presidente Román Rodríguez, sería denunciado por los sindicatos ante los tribunales, "con la confianza de ganarlo".

El delegado sindical provincial de Transporte de UGT, Domingo Borges, coincidió con las tesis de Barrachina y Borredat y rechazó de plano aceptar la imposición de un árbitro, "algo que sería ilegal".

Borges y Borredat sostuvieron que el comité de huelga aceptaría una propuesta de 769,3 euros (128 mil pesetas) para conceptos fijos, con un alza del 5% para el próximo año y para 2004, además de fijar un calendario para negociar el resto de los conceptos.

Borredat reiteró que la última propuesta planteada por la Asociación de Empresarios del Transporte es "a la baja" y apuntó que, pese a que fija un salario de 769,3 euros para este año, si se suma el plus de disponibilidad y la prolongación de la jornada, la hora trabajada resulta más barata que ahora. Admitió que el principal punto de discrepancia en estos momentos viene marcado por la "prolongación de la jornada de 40 horas" que, insistió, el comité de huelga no acepta. Por otro lado, hizo un llamamiento a la Administración con el fin de que la preocupación que ha expresado por los perjuicios que el paro puede suponer a la Isla se traduzca en una convocatoria de reunión en la que las dos partes entablen un diálogo constructivo. Borges expresó el pesar de los sindicatos por el "daño" que se puede hacer a Tenerife y condenó todas las acciones violentas. Borredat , que calificó de "injustificables" los apedreamientos, agregó que con "el resultado del camino que ha tomado la Administración.