Dinero y Trabajo

El séptimo paro de las guaguas discurrió sin altercados y las partes aceptan otro mediador

El presidente del Consejo Económico y Social de Canarias, José Luis Rivero, mediará para buscar una salida al conflicto laboral que está en el origen de la huelga de Tenerife, que ha entrado en su cuarta semana. Por primera vez desde su inicio, ayer no hubo apedreamientos de vehículos.

6/mar/02 21:43 PM
Edición impresa

Malestar en el comité

Domingo Borges, el representante de UGT en el comité de huelga, opinó, a preguntas de EL DÍA, que la presencia de los dos nuevos negociadores enviados por la federación nacional de este sindicato no hará más que "dilatar" la solución del conflicto, ya que "están fuera del entorno del sector y desconocen su realidad en la Isla. Borges enfatizó que "el único representante con capacidad y legitimado para negociar es el comité de huelga, en el que están UGT, CC.OO e IC". Y apostilló que "la firma de un acuerdo solamente puede venir de la mano del comité, con el respaldo de la asamblea de trabajadores". Por su parte, José Manuel Moreno, de IC, que hizo hincapié en que los tres sindicatos convocantes de los paros en Tenerife "están más unido que nunca" en la defensa de este colectivo profesional, no ocultó su malestar por el cambio de negociadores decidido por UGT "nacional".

EL DÍA, S/C de Tenerife

El secretario estatal de Carreteras y Urbanos de UGT, José Miguel Barrachina, informó a EL DÍA de que Rivero aceptó ayer mediar en este conflicto después de cambiar impresiones, en la sede del Cabildo Insular de Tenerife, con representantes de la patronal del sector y de los sindicatos convocantes de la huelga: Intersindical Canaria, CC.OO y la propia UGT.

Barrachina, que insistió en que en este primer encuentro sólo hubo un intercambio general de impresiones, anunció que hoy todas las partes se han comprometido a reunirse en el Cabildo para avanzar en el diseño de una propuesta que pueda ser asumible por los trabajadores y la patronal. Barrachina, que declinó entrar en detalles sobre la estrategia negociadora que aplicará, reiteró que ha venido a la Isla por encargo expreso de la dirección de UGT para intentar zanjar un grave conflicto que, de continuar, puede dar al traste con muchos empleos en Tenerife. Garantizó que UGT, junto a CC.OO e IC, y desde el absoluto respeto a la asamblea de trabajadores, intentará contribuir a cerrar un acuerdo aceptable para todos.

Entre tanto, fuentes del comité de huelga no ocultaron a este periódico su "desagrado" por el giro "nacional" que UGT ha dado a la negociación y aseguraron que Barrachina "no ha cruzado ni media palabra con nosotros".

Por lo que a la nueva jornada de paro respecta, hay que destacar que la falta de incidentes fue la nota dominante: no hubo apedreamientos de guaguas en el séptimo día de huelga del transporte discrecional de viajeros en Tenerife.

Según informó la Subdelegación del Gobierno en la provincia tinerfeña, se solicitó protección policial para 130 rutas, al mismo tiempo que dos helicópteros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional hicieron un seguimiento de las operaciones.

Sobre el grado de cumplimiento de los servicios mínimos, fijados en el 40% por el Gobierno, Domingo Borges, representante de UGT en el comité de huelga, sostuvo que no se respetaron ni en un 2%, frente a los datos más optimistas manejados por la Administración.

No hubo cancelaciones

En lo que a la operativa en los aeropuertos tinerfeños se refiere, en el caso del Reina Sofía, donde se contabilizaron 205 operaciones y 39 mil pasajeros, no se produjo ningún desvío, cancelación o retraso como consecuencia de la huelga, según precisaron fuentes de Aena. Asimismo, manifestaron que en las horas punta de movimiento de aviones, las colas para coger taxis duraron en torno a los 20 minutos, mientras que en el resto de la jornada imperó la normalidad.

El aeropuerto de Los Rodeos movió unos 8 mil viajeros con total normalidad.

Respecto al puerto de Santa Cruz, los dos cruceros que hicieron escala, "Carousel" y "Tritón", realizaron las operaciones del pasaje a través de los 200 taxis que prestaron sus servicios. En el caso del primero, llegó a la Isla con 1.040 pasajeros, embarcando otros tantos, mientras que en el "Tritón" el pasaje sumó unas 500 personas.

Fuentes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno Autónomo precisaron que un total de 102 centros escolares no realizaron servicios de transporte, sumándose al paro, mientras que 63 sí los llevaron a cabo.

Apuntaron que nueve transportistas no secundaron el paro, de los cuales cuatro llevaron escolta en algunas de sus rutas. Las mismas fuentes destacaron que ayer fue uno de los días en los que menos servicios se prestó.

Barrachina insistió una y otra vez a lo largo del día en que su misión, al igual que la de Pedro Angulo, se centra en llegar a un acuerdo, y en que la asamblea de trabajadores será la que decida la desconvocatoria de los paros.

:INFORMACIÓN EN PÁG. 20