Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Pedro Martín será el candidato del PSOE al Cabildo de Tenerife leer

El Ayuntamiento demanda el cierre del centro de menores Hierbabuena

El Pleno considera que la conflictividad derivada de la presencia de menores con un perfil que no se ajusta a las condiciones del recinto crea mucha alarma social, por lo que debe ser clausurado en seis meses.

EL DÍA, Güímar
8/mar/02 19:05 PM
Edición impresa

El Pleno del Ayuntamiento de Güímar solicita de la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias que proceda "al cierre incondicional del centro de menores Hierbabuena en un plazo no superior a los seis meses".

En su propuesta, desde la Alcaldía se indica que dicho recinto fue abierto para favorecer la inserción de menores "con algunos problemas de índole social, teniendo un grado de conflictividad leve". Sin embargo, durante los últimos dos años han sido alojados en "menores con un alto grado de conflictividad, incluso con medidas penales pendientes", dándose la circunstancia de que se trata de un centro "de carácter semiabierto que no reúne las condiciones adecuadas para atender este tipo de casos".

A juicio de las autoridades municipales, esta situación y "que no se respeten las normas de convivencia que el entorno merece" ha creado un gran malestar. Según se explica, los vecinos son los más afectados "sufriendo la inseguridad que posee el centro, agravándose en los últimos meses debido a las fugas reiteradas de los menores que allí habitan".

Malestar general

El acuerdo plenario refleja que todo ello se traduce en alarma social ya que los hechos producidos ha motivado las intervenciones de las fuerzas de seguridad.

Desde la perspectiva de la Corporación Municipal, es preciso proceder al cierre de este centro teniendo en cuenta, además, la adecuación del que se encuentra en Valle Tabares para atender a personas con el grado de conflictividad que tienen algunos de los ingresados en Hierbabuena.

En varias oportunidades, los vecinos del entorno de este recinto han expresado su malestar por los presuntos hechos reiterados que allí tienen lugar, cuestión de la que se ha hecho eco el Consistorio planteando la necesidad de cerrar el recinto, según se indica.