Actualidad
LO ÚLTIMO:
Londres y Bruselas llegan a un acuerdo a "nivel técnico" sobre el 'brexit' leer
JOSÉ LUIS FUMERO GONZÁLEZ ALCALDE DE VILAFLOR

"Canonizar al Hermano Pedro en las Islas despertaría más discrepancias"

Convencido de que muchos de los vecinos de Vilaflor acudirán el 31 de julio a Guatemala, analiza la canonización desde su condición de agnóstico y lo valora como el reconocimiento a una labor social muy desconocida.

JUAN A. MEDINA, Vilaflor
10/mar/02 21:47 PM
Edición impresa

El municipio de Vilaflor está orgulloso de la canonización, el próximo 31 de julio, del beato Hermano Pedro de Betancur, hijo de este pueblo. Su alcalde, José Luis Fumero, se hace eco de ese sentimiento y espera que los chasneros puedan estar presentes en ese acto, que tendrá lugar en Guatemala, donde el primer santo canario realizó su tarea.

- Desde su condición de agnóstico, ¿qué significado le otorga a la figura de Hermano Pedro en el contexto de la sociedad municipal?

- No tengo dudas de que en la historia de Vilaflor tenemos un personaje que sobrepasa la etimología de importante. Del Hermano Pedro valoro la parte social, el trabajo que llevó a cabo con los indígenas de América, en Guatemala, Cuba y Honduras. Creo que desde su nacimiento estaba proyectado a hacer algo grande en un sitio donde había que hacerlo. No estoy cualificado para hablar específicamente de su obra, pero el aspecto humano y su sentimiento hacia los necesitados prevalecen unidos y a su parte religiosa. Son cuestiones consustanciales. Ahora, se ha reconocido ese gran valor. Sin embargo, en estas Islas es un desconocido. Sabemos muchas cosas porque han trascendido desde Guatemala, donde se preocuparon de iniciar esa canonización. Hoy es un objetivo común de quienes entendemos a este personaje como alguien fundamental en la historia de ambos pueblos.

- ¿Qué análisis hace de que la canonización se efectúe donde el beato realizó su obra y no en el lugar en el que nació?.

- Según tengo entendido, lo normal es que se canonice en el sitio donde muere. El Vaticano se pronunció así y me alegro inmensamente de que sea en Guatemala, porque allí conoceremos cuál es su obra física, cómo se le venera y, especialmente, por qué ese país fue su destino para proyectarse como ser humano y el lugar en el que dejó una inmensa huella. Después de que se plantearan varias opciones para esa canonización (Roma, México, Canarias y Guatemala), para mí es un motivo de alegría que se haga donde se va a hacer. Posiblemente, a mi juicio, canonizar al Hermano Pedro en las Islas despertaría más controversia, más discrepancias y más celos.

- ¿Cómo planifica el Ayuntamiento su participación en el viaje?

- El Ayuntamiento actuará en todo momento en consonancia con el Obispado y el Cabildo Insular y estamos pendientes de que el ecónomo de la Diócesis, Julián de Armas, regrese de Guatemala, donde está organizando un viaje que presenta mucha complejidad. Como hay una gran cantidad de personas que tienen interés en que esto sea una expedición exitosa, creo que se logrará. Cuando regrese, empezaremos a conjuntar acciones y actos para que el 31 de julio estemos en Guatemala una cantidad de canarios acorde con lo que el personaje demanda. A partir de la próxima semana comenzaremos a confeccionar la lista de voluntarios. Eso sí, hemos hablado con el alcalde de Ciudad de Guatemala, Fritz García, quien se ha comprometido a ayudarnos y apoyarnos desde allí para que se presenten las mínimas dificultades.

Dificultades económicas

- ¿Apoyarán económicamente a los vecinos que deseen desplazarse?

- Nosotros vamos a tener gastos amplios derivados de la organización del viaje y nuestro presupuesto no nos lo permite. Lo de subvencionar a los vecinos nos lo planteamos pero difícilmente lo podemos afrontar, si bien el Cabildo es una administración que puede hacerlo y así lo ha planteado.

- La canonización del Hermano Pedro, ¿puede ser un incentivo turístico para Vilaflor?

- Me gustaría que la canonización fuera la culminación de un proceso de reconocimiento. Se supone que vendrán peregrinaciones al templo del Hermano Pedro, pero no creo que vaya a tener mayor repercusión porque el turismo acude a Vilaflor a disfrutar de nuestro paisaje y de nuestra cultura. Eso está antes y seguirá después del 31 de julio.

JOSÉ LUIS FUMERO GONZÁLEZ ALCALDE DE VILAFLOR