Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Apple apunta a los contenidos y su propia tarjeta de crédito para seguir cautivando leer

"Es importante para Canarias"


10/mar/02 21:47 PM
Edición impresa

- Usted lleva muchos años ocupando la Presidencia del Ayuntamiento de Vilaflor. Ahora le toca vivir un momento como el actual, cargado de un significado religioso superior, cuando tiene fama de ser una persona ajena al culto, que aplica criterios socialistas y hasta más a la izquierda, políticamente hablando. ¿Vive usted un papel que no es el suyo?

- No, para nada. Soy el alcalde de mi pueblo y como tal lo debo representar con dignidad en todo instante. Ahora vivo el momento de la canonización de un hijo de Vilaflor y lo que se está montando en torno al personaje como algo que es realmente importante para la historia de este municipio y de toda Canarias. Eso es así porque por encima de todo, de mi forma de creer y de mis planteamientos, está Vilaflor. Y también lo interpreto así porque los vecinos tienen un concepto que está en consonancia con el mío, independientemente de ciertos detalles que algunos tendrían que discutir conmigo.

- Recientemente ha constatado la unanimidad que hay en la comarca en torno al Hermano Pedro. ¿Teme una lectura política de este hecho?

- No, ni hay motivos. Representantes de los municipios de la zona nos reunimos con el párroco Julio Ribot y la hermana bethlemita Imelda y todos coincidimos porque tenemos claro que por encima de todo está la figura del Hermano Pedro de Betencur.