Criterios
PABLO MATOS MASCAREÑO *

La pobreza


10/mar/02 20:54 PM
Edición impresa

EL PASADO 22 DE FEBRERO desde el Grupo Parlamentario Popular presentamos una iniciativa solicitando la creación de una Comisión parlamentaria dirigida a la evaluación, y seguimiento de su evolución, de la pobreza y exclusión social en Canarias.

En un artículo mío publicado en EL DÍA el pasado año, en el que señalaba cuáles deberían ser, a mi juicio, las prioridades para el presente período parlamentario, ya manifestaba que uno de los asuntos que se debería abordar con la mayor urgencia era el de erradicar la pobreza y la exclusión social en Canarias.

Ambos conceptos, más bien debería decir "dramas humanos", si bien son distintos, se encuentran en el mismo espacio de marginación social. El concepto de pobreza se caracteriza por la carencia de recursos económicos suficientes para atender las necesidades básicas de determinadas personas, familias o colectivos. Por otra parte, la exclusión social hace referencia a la situación por la que una parte de la población (personas o grupos) quedan limitados o ajenos a los intercambios, prácticas y derechos sociales y económicos; es un proceso por el cual individuos o colectivos se ven desplazados hacia la marginación (analfabetismo, alcoholismo, enfermos mentales...).

El último informe del Consejo Económico y Social, al igual que el de Cáritas, recoge este drama en el que se encuentran decenas de miles de ciudadanos canarios. En efecto, el Informe señala que casi 20.000 canarios se encuentran en situación de "pobreza extrema", es decir, con unos ingresos por debajo del 15% de la Renta Media Disponible Neta (RMDN); que cerca de 70.000 están en situación de "pobreza grave", entre el 15% y el 25% de la RMDN; y que más de 350.000 canarios se encuentran en el estado de "pobreza moderada" y de "precariedad social", entre el 25% y el 50% de la RMDN.

Estos datos seguirían siendo preocupantes, aunque estarían justificados, en una sociedad pobre, en plena recesión económica, con imposibilidad para crear empleo, con bajísimos presupuestos de sus Administraciones. Pero la situación en Canarias es bien distinta.

Jamás había entrado procedente de la Unión Europea tanto dinero como en estos años, cerca del medio billón de pesetas hasta el 2006. Nunca como desde que el Partido Popular accedió al Gobierno de la Nación habían llegado a Canarias tantos cientos de miles de millones (convenios de carreteras, de costas, Plan Integral de Empleo, etc.). Jamás habíamos tenido un sector turístico tan boyante, ni habíamos disfrutado de instrumentos tan poderosos como los que proporciona nuestro Régimen Económico y Fiscal (Reserva de Inversiones de Canarias, Zona Especial Canarias...). En definitiva, jamás habíamos tenido tanto crecimiento económico, tanta creación de empleo, tanta "renta per cápita"; nunca antes nuestra situación económica había estado tan cerca de la media de los ciudadanos europeos.

Por ello es por lo que considero terriblemente injusto la convivencia en la sociedad de situaciones tan opuestas como crecimiento económico y renta y pobreza; como creación de empleo y exclusión social. No podemos, ni debemos, alegrarnos y mirar al futuro con optimismo al analizar los indicadores macroeconómicos, sin avergonzarnos de los índices de pobreza. No podemos, ni debemos, fijarnos sólo en los datos positivos, en nuestras fortalezas, y no querer ver nuestras deficiencias como sociedad, nuestras debilidades.

Por ello es por lo que considero plenamente justificada la creación de una Comisión Parlamentaria que debata sobre la pobreza y la exclusión social, que analice sus causas y sus soluciones. En definitiva, que contribuya a su erradicación.

* Secretario general del

Partido Popular de Canarias

PABLO MATOS MASCAREÑO *