Criterios
EL SILENCIO NO ES RENTABLE HONORIS CAUSA

Inaceptable


10/mar/02 20:54 PM
Edición impresa

EL TÍTULO DE HOY nos ha salido más como traducción de un estado de hartazgo o desilusión que como expresión autoritaria o de enfado.

Es difícil aceptar más tropelías en la vida socio - política nacional, en general, y regional, en particular.

Lo peor es que teniendo esta sensación, por demás respaldada por datos objetivos, y deseando fervientemente que las cosas no fueran así, no vemos que pase nada, ni que se ponga de manifiesto preocupación por parte de organismos, agrupaciones o partidos políticos.

Este pasotismo social (que seguramente no se produciría sin la bonanza económica en la que vivimos) hace que entremos en una dinámica frustrante que, como es lógico, no lleva a ningún sitio. Este tipo de situaciones siempre se pagan (pagamos), y cuanto más tarde tomemos una actitud frente a ello, peor.

No sabemos por dónde empezar, pues los acontecimientos son tantos, se suceden tan rápido, que cuesta mucho seleccionar alguno para analizarlo.

Por ser algo doméstico, podemos empezar con lo que está ocurriendo en Tenerife con el Partido Socialista Canario - PSOE. Desde luego, los canarios no nos merecemos esto. El ciudadano de a pie precisa que los partidos políticos sean fuertes y que ejerzan la oposición con energía y corrección; sólo así está garantizada la representatividad que les sustenta.

Los propios partidos que nos gobiernan (o nos desgobiernan) precisan con urgencia de una oposición que ayude a los "buenos" que quedan entre ellos, con el fin de que quede asegurado el control democrático del poder. Siempre, con la vista puesta en que el beneficio ha de ser para la sociedad a la que representan legítimamente.

La imagen pública que está dando el PSC-PSOE en Tenerife es nefasta. En el Cabildo, su antiguo portavoz se pasa al Grupo Mixto; en la agrupación del PSOE de Santa Cruz de Tenerife se producen graves problemas (dimisión de Emilio Fresco); la de La Cuesta - Taco, peor todavía. Etcétera.

Creemos que se debe imponer el diálogo y la cordura. La discrepancia puede ser buena, pero si se acompaña de negociación y consenso. Y si no, siempre existe la posibilidad de una tercera vía alternativa.

Lo decimos con el respeto que nos merece un partido como el PSOE (al igual que todos los que son democráticos), pero se impone una solución dialogada, que sería lo mejor para todos.

Claro está, y seguimos con el PSOE, que en otros sitios pasan también cosas. Lo del País Vasco con Redondo Terreros no tiene parangón en la historia nacional de la democracia. No sabemos por qué terminó tan mal, ¿será por la comida que celebró con su padre y Múgica en La Moncloa?

Lo cierto es que el PSOE ha sacrificado a uno de los líderes más carismáticos y con mensajes más claros del País Vasco y, tal vez, de toda España. Esta afirmación podría servir, visto lo que tenemos, para todo el arco parlamentario. La razón de tal desaguisado, eso sí que es más que probable, debe ser mezquina. Pregúntenselo a Felipe González, que a lo mejor sabe algo. O mejor, a Nicolás Redondo padre. Inaceptable.

Para no alejarnos de esa Comunidad tan querida y tan castigada por unos criminales que cuentan con el apoyo de políticos iluminados (entre ellos el ex jesuita), lo que ha sucedido en la Universidad Vasca es intolerable. El ínclito rector, Prof. Montero es vergonzoso. No tiene la dignidad que se requiere para representar a una Universidad (institución que, como su nombre indica, debe ser abierta, no dogmática), ni siquiera a su propia sombra.

La persecución con amenazas contra la profesora que fue desprovista de su cátedra, seguramente porque no es pro independencia ni pro batasuna, habla del estado de sometimiento que sufren algunos en esa región. El tal señor Montero, por llamarle de alguna manera, sigue ahí.

En otro orden de cosas, es inaceptable la metedura de pata del Partido Popular con el pseudoviaje de González a Marruecos. La oficina diplomática ha cometido un error superlativo, aportando datos sobre un almuerzo entre éste y el primer ministro marroquí (que es de la Internacional Socialista, cosas veredes) e incluso con el propio Rey.

Tal vez lo primero que debió hacer González, ante el cúmulo de desafueros que desencadenó con su malhada excursión, es denunciar con ese viaje al reino alauita la dictadura intolerable que padece, en el que no existe ni libertad de Prensa ni nada que se le parezca, además de un estado de máxima corrupción. No ha dicho nada de esto.

Para más inri, lo único que se le ocurre decir es que va a pedir explicaciones al Gobierno en el Parlamento. Menudo atrevimiento, él que hace años que no pisa por el Congreso de los Diputados, eso sí, cobrando sin faltar un mes. Dice más, amenaza con "cantar", si no le satisfacen las explicaciones que le den. Pues que lo haga ya.

Quedan muchas cosas inaceptables que comentaremos próximamente, si el tiempo y la autoridad lo permiten, como es el caso de la huelga del transporte discrecional de Tenerife o la distribución del área de salud en la provincia tinerfeña. Hay que seguir en la brecha, porque el silencio no es rentable.

EL SILENCIO NO ES RENTABLE HONORIS CAUSA