Internacional

Se duplican las tropas afganas

Un millar de soldados y 60 tanques enviados por el Ministerio afgano de Defensa llegaron ya a las montañas de Manar donde resisten atrincherados los talibanes y los miembros de Al Qaeda. Los bombardeos se suspendieron ayer temporalmente debido al mal tiempo reinante en la zona.

EFE, Kabul
10/mar/02 21:47 PM
Edición impresa
EFE, Kabul

En las últimas horas se ha duplicado el número de combatientes afganos que junto a las fuerzas lideradas por Estados Unidos tratan de eliminar los reductos talibanes y de la red terrorista Al Qaida en la provincia afgana de Paktya.

Un millar de soldados y 60 tanques enviados por el Ministerio afgano de Defensa llegaron ya a las montañas de Manar donde resisten atrincherados los talibanes y los miembros de Al Qaida.

Los soldados que empezaron a llegar el viernes a Gardez, la capital de la provincia, se encuentran ya en la zona del conflicto, a unos 40 kilómetros de la población.

Con éstos se eleva a unos 2 mil los combatientes afganos que luchan junto a más de un millar de soldados estadounidense y 200 militares de las fuerzas especiales de Canadá, Australia, Dinamarca, Francia, Alemania y Noruega, contra Al Qaida y los talibanes en las montañas de Manar.

Centenares de rebeldes

Fuentes estadounidenses elevan a centenares los rebeldes que desde hace una semana resisten en la red de cuevas y búnkers naturales que salpican las montañas de Manar, aunque algunos comandantes locales afganos creen que la cifra podría ser mucho mas elevada.

Aviones estadounidenses han bombardeado durante varios días la zona de combate, para lo que han utilizado algunas de sus armas más sofisticadas, como las llamadas bombas "termobáricas", que producen el vacío en las cuevas y provocan la muerte por asfixia.

Pero los miembros de Al Qaida y del derrocado régimen de los talibanes mantienen estratégicas posiciones en las montañas, algunas a más de 3 mil metros de altura, y han asestado a las tropas de Washington el mayor revés militar desde que iniciaron la guerra contra el terrorismo, el pasado 7 de octubre.

Según la agencia Bakhtar, los bombardeos contra las posiciones talibanes y de Al Qaeda se suspendieron ayer temporalmente debido al mal tiempo reinante en la zona.

Pero al margen de las condiciones meteorológicas, todo parece indicar que los planes iniciales de lanzar este fin de semana el asalto definitivo han sido pospuestos.