Islas

El Plan de Medianías de La Gomera gira hacia 2002 con alternativas de futuro

En 2001 se han acometido actuaciones por valor de casi 48 millones de euros en áreas como la recuperación del patrimonio histórico artístico; casas y hoteles rurales; centros socioculturales y redes de riego, además del acondicionamiento de senderos en los seis municipios de la Isla.

EL DÍA, S/C de Tenerife
10/mar/02 21:48 PM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

El Gobierno de Canarias, por resolución del Parlamento de 24 de enero de 1996, declaró a La Gomera Área de Atención Especial, una consideración que derivó el 9 de febrero del mismo año en la necesidad de establecer las directivas de un plan de actuación conducente a solucionar los problemas de mayor relieve de la Isla.

La pérdida creciente de población; los índices de pobreza y marginación; el declive de las actividades relacionadas con el sector primario; el rechazo de la juventud hacia la actividad agropecuaria; el deterioro del paisaje y del medioambiente, junto a la carencia de formación profesional, representan esa nómina de déficits estructurales a los que el Gobierno pretende dar una alternativa.

Tras un año al frente de la gerencia, Moisés Plasencia valora los éxitos conseguidos por el Plan de Medianías: "La idea es mantener estas áreas como un activo básico de desarrollo, evitando su degradación y despoblamiento".

Del presupuesto inicialmente previsto, casi 88 millones de euros (unos 14 mil seiscientos millones de pesetas), hasta la actualidad se han destinado a través del Plan 48 millones de euros (7.500 millones de pesetas), lo que representa un 51,34% del presupuesto total.

"Hemos ejecutado acciones con una elevada tasa de eficacia, lo que nos ha permitido actuar en campos tales como la recuperación del Patrimonio Histórico Artístico; casas y hoteles rurales; centros socioculturales; redes de riego, además de importantes actuaciones en la restauración y el acondicionamiento de senderos", y siempre persiguiendo el desarrollo equilibrado de los seis municipios que componen la Isla.

La reorientación

Esta iniciativa ha resultado clave para reflexionar "sobre la reorientación de las actuaciones en la segunda fase del Plan", explicó Plasencia, "sin que ello signifique renunciar a ninguna de las premisas que impulsaron la aprobación del Plan de Medianías".

En este sentido, para 2002 y con un presupuesto global de 13 millones de euros (2.200 millones de pesetas), el rediseño del Plan incidirá en "el apoyo al potencial que cada persona lleva dentro".

Moisés Plasencia explica que desde el equipo técnico del Plan de Medianías se ha reflexionado sobre la necesidad de "hacer factible que todos los gomeros vean que sí es posible articular proyectos de futuro desde nuestra Isla". No hace falta emigrar para contar con calidad de vida, trabajo o una buena asistencia sanitaria, señala.

En esta línea se van a iniciar planes y proyectos dirigidos a los colectivos más desfavorecidos: desempleados de larga duración, jóvenes, mujeres con cargas familiares, personas con discapacidad..., que persiguen "la recuperación de la participación libre del gomero en la vida de su pueblo, de su barrio", señala.

A propósito, el gerente critica el hecho de que las instituciones públicas de la Isla no hayan impulsado la participación libre de los ciudadanos, por lo que considera sustancial "fortalecer y reforzar los valores democráticos, impulsando en la gente el sentido crítico y eliminando así el miedo a hablar de los problemas del entorno, de su pueblo, de su Ayuntamiento".

Informatización

Entre las novedades para este ejercicio destaca la proyección del Plan Gomera Digital, una actuación que se dirige a incorporar a la Isla y a sus ciudadanos a la sociedad de la información, "familiarizándolos con el uso de los ordenadores y procurándoles el acceso a internet", una herramienta de futuro.

Para ello se pondrán en marcha salas con ordenadores, siguiendo las fórmulas de los cíber, y, en palabras de Moisés Plasencia, "crearemos sinergias" con diferentes departamentos.