Islas

San Bartolomé de Tirajana convertirá el Faro de Maspalomas en un museo

La iniciativa municipal quiere realzar el papel del singular edificio, que por sus valores culturales, históricos y arquitectónicos, se encuentra dentro del catálogo de edificios, conjuntos y elementos de interés histórico-artísticos de la localidad grancanaria.

EFE, Las Palmas
10/mar/02 21:48 PM
Edición impresa
EFE, Las Palmas

El Ayuntamiento grancanario de San Bartolomé de Tirajana tiene previsto iniciar en breve plazo las obras de acondicionamiento del edificio que alberga al Faro de Maspalomas, que funcionará como un museo, actividad con la que se pretende potenciar sus instalaciones.

El proyecto ya ha sido adjudicado, por lo que los trabajos se iniciarán en breve, y permitirán, básicamente, acondicionar el edificio para su uso y dimensión social, informó ayer el Ayuntamiento un comunicado.

El inmueble, por sus valores culturales, históricos y arquitectónicos, se encuentra dentro del catálogo de edificios, conjuntos y elementos de interés histórico-artísticos, contemplados en el Plan General de Ordenación Urbana del municipio turístico del sur de Gran Canaria.

Las obras de acondicionamiento, que se prolongarán durante un año, afectarán a todo el edificio, que cuenta con una casa y torre, y supondrán una inversión de 483.020,89 euros.

El Faro de Maspalomas tiene una antigüedad de ciento veinte años, cuando fue concebido como complemento del alumbrado marítimo de las Islas Canarias, de luz fija y centelleante en la Punta de Maspalomas.

El proyecto del faro fue elaborado por Juan de León y Castillo en el año 1884, y las obras de construcción finalizaron en 1889. Un año después comenzó a funcionar.

El Faro de Maspalomas es todo un símbolo, no sólo de San Bartolomé de Tirajana, sino de toda la Isla de Gran Canaria.