Vivir

Femenino PLURAL

102 mujeres mastectomizadas de la Isla, a las que se les ha extirpado uno o los dos senos por sufrir cáncer de mama, están a la espera de someterse a cirugía de reconstrucción en los dos grandes hospitales. Pese al esfuerzo de los cirujanos, las demoras llegan a los cuatro años.

GLADYS PAGÉS, S/C de Tenerife
10/mar/02 21:48 PM
Edición impresa
GLADYS PAGÉS, S/C de Tenerife

Un total de 102 mujeres de la Isla mastectomizadas, a las que se les ha extirpado uno o los dos senos por padecer cáncer, están a la espera de recibir tratamiento quirúrgico para la reconstrucción de sus mamas en los hospitales Universitario de Canarias y de Nuestra Señora de Candelaria, informaron a EL DÍA los cirujanos plásticos que realizan estas intervenciones.

Estas mujeres, a las que la detección del tumor ha supuesto un duro golpe, afrontan además el hecho de vivir mutiladas - como declaran sentirse algunas de las afectadas - , mientras les llega el turno de pasar otra vez por el quirófano para que sus senos recuperen el volumen perdido en circunstancias tan traumáticas.

Dicen los plásticos, "que la cirugía de reconstrucción de la mama es para ver a las mujeres vestidas y no desnudas", con lo que reconocen que con las técnicas actuales es imposible ocultar las cicatrices. Sin embargo, las secuelas estéticas que pudiera dejar la reconstrucción es un mal menor para la mayoría de las mastectomizadas, si se tiene en cuenta que suelen sufrir depresión, ansiedad, conflictos sexuales, estrés o trastornos de la imagen corporal.

La psicóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer en Tenerife, Laura Alarcó, declaró el respecto que "la extirpación de un pecho genera conflictos; de hecho suelen retraerse las relaciones sexuales en la pareja". Añadió que "la mayoría sufren trastornos se ansiedad y reacciones depresivas porque les falta algo muy importante" para apuntar algo peor "en la mitad de los casos, las parejas se separan".

Ante esta situación, resulta sorprendente que las afectadas por cáncer de mama deban esperar hasta cuatro años para someterse a cirugía reconstrucción en los hospitales de la Isla.

Según explicó el cirujano plástico de La Candelaria, el doctor Sánchez Peraza, en ese hospital se realiza en la actualidad una reconstrucción semanal. Aunque los inicios de esta actividad se remontan a 1999, sería en 2001 cuando se intensificó hasta alcanzar las 25 operaciomes diferidas, transcurrido un tiempo de la extirpación del tumor.

"La reconstrucción es tan importante para la mujer como la propia mastectomía - señaló - y las tendencias actuales, sobre todo para las mujeres que no son candidatas a la quimioterapia y radioterapia, es que sean inmediatas".

Estas reconstrucciones se practicaron en La Candelaria en los años 80, según informó Cristino Suárez, cirujano plástico que asegura haberla difundido a otros países. Su aplicación permite a las mujeres abandonar el hospital, en el mejor de los casos, sin el tumor y con los senos reconstruidos.

Prioridades

Sánchez Peraza añadió que "durante mucho tiempo venimos insistiendo para disponer de más turnos quirúrgicos y, actualmente, la dirección médica del hospital se ha sensibilizado con el tema; además podemos asegurar que esta unidad es la única que practica reconstrucciones de forma organizada y continuada".

En el HUC se practicaron en 2000 del orden de 30 reconstrucciones, a las que se añaden otras 27 realizadas el año pasado, según los datos aportados por Edmundo Rodríguez, jefe del Servicio de Cirugía Plástica. "Este hospital atiende mucha patología urgente y complicada, como quemaduras o lesiones en pacientes oncológicos, que obliga a posponer la cirugía no urgente como las reconstrucciones de mama, pese a que no queremos demorarlas".

Señaló que al lista de espera de mastectomizadas pendientes de operarse en el "Universitario" asciende a 47 pacientes, que "suelen esperar un promedio de un año". En cuanto a las reconstrucciones inmediatas, dijo que "suelen hacerse cuando lo demanda la enferma y si es joven", pero aclaró que "se realizan pocas y en función del criterio del ginecólogo".