Tenerife Sur

El Plan General trata de adaptarse a los intereses de los vecinos, según el alcalde

Rigoberto González responde a las críticas vertidas por la oposición tras anunciar que reclamarán un crédito. Para ello, recuerda lo sucedido durante la legislatura pasada.

EL DÍA, Güímar
11/mar/02 19:05 PM
Edición impresa

"La elaboración del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) la estamos realizando teniendo en cuenta los intereses de los vecinos", asegura el alcalde, Rigoberto González, quien responde así a las críticas vertidas recientemente por el PP en el Consistorio sobre la gestión del actual grupo de gobierno y la solicitud de un crédito de más de 601 mil euros. "Nosotros actuamos en ese sentido, contrariamente al PP, cuyas alegaciones parecen más intereses particulares", añade.

Pormenorizando, González aclara que son 8 los ediles liberados y uno más con sueldo de media jornada, "cobrando lo que percibían en sus respectivos trabajos, y con asignación de administrativo, o similar, quienes carecían de ingresos anteriores". El alcalde recuerda que "el PP negociaba sólo sueldos y personal de confianza, aumentando el capítulo de gastos políticos, cuando tuvo la posibilidad de efectuar un cambio en el gobierno municipal".

Aludiendo al pasado, Rigoberto González le recuerda a la oposición que el PP "terminó la legislatura anterior gobernando con dos de los nueve concejales que compusieron el grupo de gobierno, configurando una de las etapas más negras de la democracia en nuestro municipio".

El mismo ejemplo

Respecto al crédito, González no se explica la crítica de la oposición "cuando el PP pidió en la anterior legislatura otro superior a los 2.103.542 euros (350 millones de pesetas) para que los güimareros viéramos alumbrados sin proyectos, asfaltados sin sentido y otras obras inadecuadas porque se aproximaban las elecciones".

Afirma que el PP "se apropia" de obras que fueron gestionadas por ediles de otros partidos (cine y fonda de El Escobonal), se corresponden a planes de cooperación (San Juan), son de obligado cumplimiento por aplicación de la normativa europea (saneamiento) o sufren defectos (plaza de San Pedro).