Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Las Palmas y CD Tenerife agarrados al derbi para cambiar su tendencia leer

El IV Plan Canario de Vivienda se tramitará por la vía de urgencia

El Ejecutivo Autónomo pretende que las nuevas iniciativas aúnen su función social con medidas económicas que sirvan de acicate para el sector de la construcción. El consorcio entre las Administraciones será la piedra angular para mejorar la gestión.

12/mar/02 21:49 PM
Edición impresa
FINANCIACIÓN
Se adelantará el fondo municipal

El Ejecutivo Autónomo decidió ayer adelantar un 35 por ciento del Fondo Canario de Financiación Municipal para el año 2002, dotado con 125.289.000 euros. El portavoz del Gobierno, Pedro Quevedo, informó de que el uno por ciento del montante económico total se abonará la Federación Canaria de Municipios (Fecam) y que el cinco por ciento restante, hasta llegar al 40 por ciento, se distribuirá entre los municipios antes de culminar el primer cuatrimestre, de acuerdo al compromiso adquirido por el Ejecutivo.

Quevedo indicó que a los criterios de distribución del fondo se han sumado nuevos principios. Al baremo de la población o de la dispersión territorial, que se aplicaban hasta el momento, se sumarán criterios relacionados con la superficie declarada como espacio natural protegido en cada municipio, así como con el número disponible de plazas alojativas turísticas.

EL DÍA, S/C de Tenerife

El Consejo de Gobierno tomó ayer en consideración el IV Plan Canario de Vivienda, para el período 2002 - 2005, que remitió por la vía de urgencia al Consejo Económico y Social (CES) para que emita su informe.

El portavoz del Ejecutivo Autónomo, Pedro Quevedo, destacó "la enorme relevancia" de este plan para el Archipiélago al ser un instrumento de "primer orden" para la cohesión económica y social de la sociedad canaria.

Quevedo resaltó que el IV Plan Canario de Vivienda "responde a los nuevos hábitos sociales", que están marcados por el descenso de la natalidad y el envejecimiento de la población. La construcción de vivienda sociales atenderá, por tanto, a las necesidades de las núcleos familiares unipersonales o de los jóvenes, indicó el portavoz.

El "esfuerzo prioritario" se centrará en incrementar la oferta de vivienda para las personas con menos recursos económicos, tanto a través de la construcción de nueva edificación como de la rehabilitación de inmuebles, afirmó Quevedo.

Además del objetivo social, el Ejecutivo pretende que el plan sirva de motor para impulsar el sector de la construcción tras el "revés sufrido por los precios" de las viviendas públicas en el anterior plan. En el nuevo, el Estado ha permitido a las comunidades autónomas un mayor margen de maniobra para ajustar los precios del módulo de VPO a la realidad del territorio y del mercado inmobiliario.

El portavoz subrayó que es prioritario para el Ejecutivo que las construcciones de viviendas públicas se adecúen a la ordenación del territorio.

Entre los objetivos del nuevo plan, que se desarrollará hasta el año 2005, se incluye también la "mejora de los sistemas de gestión", dijo Quevedo, quien añadió que se incrementará la colaboración entre las Administraciones y los promotores de viviendas.

En este sentido, resaltó la incorporación de los Cabildos y los Ayuntamientos al Consorcio Canario de Vivienda como una fórmula para aumentar la eficacia del plan.