Actualidad

El Archipiélago casi dobla la media nacional de delitos y faltas

El Gobierno de Canarias, que convocó ayer una "cumbre" social sobre seguridad ciudadana, estima que el déficit de policías en las Islas llega a los mil agentes.

EFE, Las Palmas
13/mar/02 21:51 PM
Edición impresa

El director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, José Julián Isturiz, afirmó ayer que la suma de delitos y faltas existentes en las Islas es un 41 por ciento superior a la media estatal, mientras que si se consideran únicamente los delitos, éstos se sitúan un 38 por ciento por encima de la media del país.

Isturiz realizó estas afirmaciones tras una reunión entre el presidente del Gobierno, Román Rodríguez, y diversos agentes sociales, para analizar los problemas de seguridad en el Archipiélago.

El director general afirmó que Canarias supera en un 30 por ciento las diligencias previas, según datos de la Fiscalía General del Estado del año 2000, y que entre 1997 y 2000 éstas aumentaron un 12 por ciento.

Anunció que el Gobierno de Canarias impulsará la coordinación de las policías locales en la Ley de Seguridad Pública que se debatirá próximamente en el Parlamento regional, ya que las policías locales resuelven 57 mil incidentes al año, frente a los 49 mil resueltos por las fuerzas de seguridad del Estado.

Por su lado, el portavoz del Gobierno, Pedro Quevedo indicó que Canarias necesita unos mil agentes policiales más para poner fin a la inseguridad ciudadana existente en las islas, considerada por sus habitantes como uno de los principales problemas del Archipiélago

Aunque los delitos registrados el año pasado en Canarias se redujeron un 3,31 por ciento frente al año anterior (sólo un 0,08 en la provincia tinerfeña), según datos del Ministerio del Interior, la sensación de inseguridad por parte de los ciudadanos continúa siendo muy alta, dijo Pedro Quevedo.

El portavoz insistió en la necesidad de buscar soluciones para afrontar la inseguridad ciudadana y no politizar el asunto, al tiempo que aseguró que "el debate de la policía autonómica no está en el centro de la cuestión".

Esta percepción amenaza al turismo de las Islas, razón por la que el Ejecutivo canario solicitará al Gobierno central una mayor dotación de efectivos policiales, según comunicó.