Vivir

Los juicios de violencia doméstica se celebrarán en un máximo de quince días

Los grupos parlamentarios aprobaron ayer la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para regular los juicios rápidos, que podrían entrar en vigor después del verano.

EFE, Madrid
13/mar/02 21:52 PM
Edición impresa

Los grupos parlamentarios han dado luz verde a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para regular los juicios rápidos, que puede entrar en vigor antes del verano, y que prevé la celebración de las vistas por faltas en horas y en un máximo de 15 días para delitos contra la seguridad ciudadana o violencia doméstica.

Así lo anunció ayer el ministro de Justicia, Angel Acebes, al término de la reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto de Estado por la Justicia en la que se dio el visto bueno al borrador de ley orgánica que reformará 60 artículos de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECr), para dotar de mayor agilidad y generalizar la celebración de juicios inmediatos.

Este borrador, que se tramitará a través de un proyecto de ley suscrito por todos los grupos parlamentarios y que se presentará a principios de abril para su toma en consideración por el Pleno del Congreso, constituye, según señaló Acebes, una "apuesta novedosa e importante" para la lucha contra el delito.

Con la implantación de estos juicios inmediatos se pretende evitar que los retrasos en los procesos puedan ser aprovechados por los delincuentes para ponerse fuera del alcance de la Justicia o reincidir en el delito.

La reforma incluye un sistema más rápido para los delitos flagrantes o con especial incidencia social, como los malos tratos, los hurtos y los robos en general cuya instrucción se prevea sencilla, y afectará también a los juicios de faltas, que serán en horas.

Según dijo el ministro, se reforzarán las funciones de la Policía Judicial, que no sólo estará facultada para detener y llevar a presencia judicial al arrestado sino que también podrá realizar citaciones, mientras que la instrucción de este nuevo procedimiento estará concentrada en el juzgado de guardia. El juez de guardia realizará un proceso acelerado, tomará declaraciones y practicará las pruebas.

Más recursos humanos

Si es un juicio de faltas - hurtos y daños de hasta 300 euros - , el juicio y la sentencia serán inmediatos, mientras que si es un delito convocará y señalará día para la celebración de la vista oral ante un juez de lo Penal "nunca más allá de los 15 días siguientes", explicó Acebes.

Esta reforma procesal se completa con la modificación del procedimiento abreviado que, según señala la exposición de motivos, ha planteado problemas de aplicación, por lo que se regularán los recursos, la preparación del juicio oral o el régimen de conformidad del acusado.

El ministro de Justicia, que sostuvo que se establecerá un procedimiento realista y con el necesario equilibrio entre la rapidez y las garantías, aseguró que la reforma legal irá acompañada de los recursos humanos y los medios materiales necesarios "ya que nace con vocación de producir un giro en los hábitos de nuestra Administración de Justicia y en la percepción que el ciudadano tiene de la lentitud en la persecución penal".

El presupuesto destinado a la implantación de los juicios inmediatos ascenderá hasta finales de año a 1,8 millones de euros.

El portavoz del PSOE en la Comisión de Justicia, Javier Barrero, manifestó que esta iniciativa es uno de los "proyectos más queridos" por los grupos parlamentarios dentro del Pacto por la Justicia, mientras el portavoz de CC, Luis Mardones, consideró la medida fundamental para comunidades turísticas para atajar los robos, la reincidencia y la impunidad.