Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El asesino de Pioz cumplirá prisión permanente revisable leer

La crítica salud de Chillida dificulta el proyecto Tindaya

Pese a que el consejero de Transportes y Turismo del Gobierno de Canarias, Juan Carlos Becerra, manifestó ayer que "no supondrá ningún obstáculo", fuentes consultadas por EL DÍA opinaron todo lo contrario.

EL DÍA/EFE, Tenerife/Las Palmas
16/mar/02 16:26 PM
Edición impresa

La neumonía que sufre desde el pasado miércoles el escultor Eduardo Chillida, agravando su ya delicado estado de salud, es una dificultad más a la que deberá enfrentarse a partir de ahora la construcción del monumento de la montaña de Tindaya, pese a que desde el Gobierno de Canarias, el consejero de Turismo y Transportes, Juan Carlos Becerra, manifestó ayer que no supondrá un obstáculo.

Juan Carlos Becerra expresó su preocupación por el estado de salud del escultor y aseguró que un empeoramiento no supondrá un obstáculo para el proyecto monumental de Tindaya, si se acomete.

El consejero de Turismo y Transportes recordó que la enfermedad del artista vasco "no coge de sorpresa" al Gobierno Canario, que había previsto incluso fórmulas para garantizar que el monumento siga adelante con el respaldo de la familia de Chillida, en caso de su desaparición.

"Nosotros habíamos previsto cuestiones de este tipo y por eso habíamos planteado desde el Gobierno de Canarias a la familia de Chillida que cuando los sondeos aclaren si el proyecto es viable técnica y económicamente, lo que haríamos es constituir una fundación", explicó el consejero.

Esta fundación estaría integrada por la familia, el Cabildo de Fuerteventura y el Ejecutivo Regional para garantizar la ejecución del monumento proyectado para la montaña de Tindaya, aclaró.

Becerra destacó que su departamento ha remitido a la esposa del escultor un telegrama expresándole su respaldo y sus esperanzas de una pronta recuperación.

Control del artista

Sin embargo, fuentes ligadas al monumento ideado por Eduardo Chillida para la montaña de Tindaya señalaron ayer a EL DÍA que, tal y como está concebido el proyecto, la desaparición del escultor pondría en riesgo su ejecución.

Recordaron que se trata de hacer una escultura en la montaña de Tindaya y que, además de las cuestiones técnicas que pudiera suscitar su construcción, es necesario el control del artista.

Ahora mismo, la ejecución de este proyecto está en manos de la empresa Estudios Guadiana, estudio técnico que goza de la confianza de Chillida.