Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair cancela 190 vuelos este viernes por la huelga europea de tripulantes de cabina leer

Es la hora de las reformas en la UE

Los Quince reiteran en la cumbre de Barcelona su confianza en la recuperación económica y apuestan por un proceso "irreversible" en las nuevas políticas.

COLPISA, Barcelona
17/mar/02 21:56 PM
Edición impresa

Los Quince han reiterado en Barcelona su confianza en que la recuperación económica se consolide este mismo año. José María Aznar, presidente del Consejo Europeo, transmitió este mensaje al término de la Cumbre, y aseguró que "las reformas emprendidas, que han recibido un impulso irreversible, van a permitir a Europa crecer más y por más tiempo".

Acompañado del presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, José María Aznar enumeró los acuerdos alcanzados por los jefes de Estado y de Gobierno que, en políticas sociales, recomiendan la extensión generalizada de las escuelas infantiles y guarderías, insisten en urgir a los países miembros las reformas de sus sistemas de pensiones, y aconsejan retrasar en cinco años la edad efectiva de jubilación, desde los actuales 58 hasta los 63 años en el horizonte de 2010, con la ayuda de fórmulas flexibles y graduales.

Las resoluciones de la Cumbre de Barcelona también inciden en las políticas que permitirán conseguir que la tasa de paro baje a un nivel del 5 % (considerado pleno empleo) en 2010. Tal como se apuntó en el Consejo de Ministros celebrado en Burgos, en 2006 se realizará una evaluación intermedia del cumplimiento de esta estrategia de empleo.

"Desde Lisboa se han generado en la Unión Europea cinco millones de puestos de trabajo - recordó José María Aznar - y debemos crear 20 millones a lo largo de la década". Expresó su satisfacción por la incorporación de los interlocutores sociales a la estrategia de Lisboa. En los programas plurianuales que se presentarán ya en diciembre de este año se incluirá la contribución que las organizaciones empresariales y sindicales harán en materias de negociación colectiva, mejora de la productividad y organización flexible del trabajo, entre otras materias.

Desempleo

Para aumentar el empleo, los Quince proponen - recordó Aznar - , "que aceptar un trabajo sea más atractivo que vivir del subsidio". Los países europeos revisarán las condiciones de las prestaciones por desempleo, la idoneidad, la duración y la tasa de sustitución del salario, la disponibilidad de las prestaciones, la utilización de créditos fiscales y el rigor de la gestión de la protección a los parados. En contrapartida, los trabajadores con menos salario serán los primeros beneficiarios de las rebajas de impuestos.

Competitividad

Con el objetivo de garantizar la competitividad de los países que forman la UE, empleo entre ramas profesionales y zonas geográficas, el Consejo Europeo recomienda que las instituciones laborales y los convenios relacionen las remuneraciones con las condiciones del mercado laboral, la productividad y el conocimiento, todo ello respetando la autonomía de los interlocutores sociales.

Los Gobiernos deben desalentar las jubilaciones anticipadas y promover la incorporación laboral de las mujeres. Para facilitar la conciliación del trabajo y la vida familiar, tendrán que esforzarse en prestar, para 2010, servicios de acogida al menos al 90% de los niños de edad comprendida entre los 3 años y la edad de escolarización obligatoria y al menos al 33% de los menores de 3 años.

Voluntad política

"El éxito del euro - concluyó José María Aznar su resumen de los acuerdos de la cumbre de Barcelona - , demuestra lo que la Unión Europea puede lograr cuando hay voluntad política. Esa voluntad se debe aprovechar para lograr los objetivos económicos, sociales y medioambientales que ahora nos hemos planteado".

Por otra parte, Aznar agradeció la labor de las Fuerzas de Seguridad que han velado por el desarrollo de la Cumbre de Barcelona, así como la colaboración de la Generalitat y el ayuntamiento para su celebración y la "paciencia" de los ciudadanos por las molestias causadas.