Canarias

Ican proclama a Román Rodríguez candidato a las elecciones de 2003

El III Congreso de Iniciativa Canaria celebrado ayer en Las Palmas designó al actual presidente del Gobierno Autónomo como cabeza de lista de CC al Parlamento Regional por Gran Canaria. Éste manifestó que está convencido de que la formación nacionalista ganará los próximos comicios.

EFE, Las Palmas
17/mar/02 16:26 PM
Edición impresa

Los aproximadamente 500 delegados que asistieron ayer al III Congreso de Iniciativa Canaria (Ican) proclamaron por unanimidad a Román Rodríguez, actual presidente del Gobierno Canario, como candidato de dicha formación por Gran Canaria al Parlamento Regional para las elecciones autonómicas del 2003.

Román Rodríguez dijo a los periodistas tras presentar una ponencia sobre "Los retos de la sociedad canaria desde la perspectiva del nacionalismo progresista", que está convencido de que CC ganará las elecciones autonómicas de 2003 "con resultados constatables".

Aseguró, no obstante, que los cabezas de lista de Coalición Canaria serán designados por el Consejo Político nacionalista que decidirá "lo que mejor convenga al proyecto de CC".

Respecto a los candidatos de la formación a la Presidencia del Gobierno, opinó que este debate se fundamenta en "hipótesis" que no le generan preocupación alguna.

Román Rodríguez declaró que el objetivo de su ponencia y de los debates de Ican es el dar respuesta a cada problema de la sociedad canaria, lo que a su juicio "pasa por la apuesta de sostenibilidad e inserción de Canarias en la nueva Europa".

En su opinión, el autogobierno ha sido "fundamental" para el Archipiélago, pero el proceso autonómico "no está culminado", por lo que CC reclamará las reformas necesarias para una mayor descentralización.

Rodríguez también resaltó el papel de Canarias como frontera Sur en la política exterior del Estado, así como en materia de cooperación e internacionalización de las empresas.

Sin embargo, para Román Rodríguez los asuntos prioritarios son la educación, la sostenibilidad y la función de la familia "como núcleo básico de estructuración social", por lo que abogó por introducir políticas que revitalicen la vida familiar "que es fundamental para el sostén de los valores".