La Palma
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El abogado del 'rey del cachopo' dice que se declara "inocente" leer

Se inician los primeros expedientes por pescar ilegalmente en la Reserva Marina

La Delegación del Gobierno ha comunicado a los afectados la apertura del procedimiento sancionador, tipificado como grave por "ejercer la pesca de recreo dentro de los límites de la Reserva Marina de la Isla", lo que podría suponer una multa de entre 301 y 60 mil euros.

EL DÍA, Los Llanos de Aridane
20/mar/02 22:00 PM
Edición impresa

Transcurridos ocho meses desde la creación de la Reserva Marina de La Palma, por orden del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con fecha 18 de julio de 2001, la Delegación de Gobierno de Canarias ha iniciado los primeros expedientes sancionadores recogidos en varias actas de inspección, practicados por los miembros de la Secretaría General de Pesca Marítima, contra algunos pescadores que "fueron localizados faenando dentro de los límites de la misma", semanas después de publicada la orden ministerial en el BOE.

Según se especifica en las comunicaciones del organismo, si se demostrara la veracidad de los hechos denunciados, se puede interponer una sanción, prevista en el artículo 102 de la Ley 3/2001, que oscilaría, dependiendo de la gravedad de los mismos, entre los 301 y los 60 mil euros.

Las denuncias, correspondientes principalmente a los días posteriores a la creación de la zona protegida, cogieron por sorpresa a los pescadores afectados por el "desconocimiento absoluto", según alegan, que tenía en aquel momento gran parte del sector de la existencia de un área declarada como Reserva Marina, entre otras cuestiones, "por la ausencia de señales o balizas que acotaran el espacio como instrumento de advertencia a los marinos".

Por otra parte, los pescadores se quejan de "la falta de información existente sobre los límites de la reserva y del tipo de restricciones que plantea para este tipo de actividad marítima en la zona".

A pesar de que, cuando se levantaron las actas de inspección, la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias advirtió que "se trataba tan solo de un proceso informativo, ante la falta de mecanismos que permitan un control total de la zona y la aplicación de la filosofía para la que se crea la reserva", los expedientes han seguido su curso, por lo que ahora, los supuestos infractores tendrán que hacer frente a las sanciones económicas que sean impuestas desde el Ministerio, lo que según la resolución tardará unos seis meses.