Sucesos

Los náufragos de Cabo Verde podrían regresar a sus hogares el lunes

Gaspar García, uno de los afectados, relata que el grupo se encuentra a salvo y a la espera de la valoración de la compañía aseguradora. El Gobierno de Canarias les ha procurado alojamiento y no descartan que el barco "se hunda en cualquier momento".

EL DÍA, S/C de Tenerife
22/mar/02 9:35 AM
Edición impresa

Las próximas horas serán cruciales para determinar el día de vuelta del grupo de excursionistas tinerfeños que se halla desde la madrugada del miércoles en Cabo Verde, después de que la embarcación en que viajaban embarrancase en un pequeño arrecife a unos 500 metros de la costa.

Así lo indicó ayer a EL DÍA Gaspar García, uno de los afectados, los cuales se encuentran, según sus palabras, "a la expectativa de la decisión de los representantes de la compañía de seguros desplazados a la zona". "Si todas las gestiones van bien, el lunes podríamos estar de vuelta", añade.

García explicó que el grupo se encuentra bien, "salvo algunas magulladuras", y que "el Gobierno de Canarias les ha ayudado a encontrar alojamiento".

"La mala fortuna quiso que se enrollase un cabo en la hélice, perdiendo los tripulantes el control de la nave y quedando a merced de las corrientes, hasta que embarrancamos", explicó, por lo que ahora "es la compañía aseguradora quien decidirá". El grupo ya solía realizar este tipo de excursiones, "pero hasta ahora nunca habíamos sufrido ningún percance. El año pasado, incluso, viajamos en la misma embarcación", relata Gaspar García, agregando que "todo ha quedado en un susto, al ocurrir el suceso de madrugada. Lo cierto es que fue desagradable salir del barco a las tres de la mañana, sin saber lo que iba a pasarnos", recuerda.

Tuvieron suerte

"La zona - insistió - está poblada de tiburones, y nos han dicho que hemos tenido suerte de no haber sufrido ningún percance. A esto hay que añadir que en el momento del incidente no había olas, por suerte; si no, no sabemos qué habría pasado", reitera. "Entre los botes del barco y los que tuvieron que tirarse al agua, conseguimos llegar a la costa", concluye.

Por lo que respecta al barco, García comentó que aún permanece de costado en el lugar del suceso, y que "aguanta por el momento". Hasta ahora, los excursionistas ya han hecho dos arriesgadas incursiones al mismo para recuperar sus pertenencias, y sus necesidades principales están cubiertas, según el afectado.

"Al final no apareció el remolcador que buscábamos", y no descartan "que el barco pueda hundirse en cualquier momento", explicó.

El grupo de excursionistas mantiene de forma regular el contacto con sus familias. "A nadie se le pasaba por la cabeza que esto pudiera ocurrir, y además el primer día de vacaciones", lamenta.

Por su parte, el capitán de la nave, Arturo Miranda, quiso aclarar que el percance no se debió a un descuido por parte de la tripulación, y afirmó que en la zona "no hay tiburones".