Internacional

Abiertas todas las hipótesis por el atentado en Lima

Nueve personas murieron la noche del miércoles al explotar un coche-bomba en las cercanías de la embajada de EE.UU en la capital peruana. Sendero Luminoso y Túpac Amaru niegan su participación.

EFE, Lima
22/mar/02 22:02 PM
Edición impresa

Las autoridades peruanas investigan "todas las hipótesis" para determinar los autores del atentado que el miércoles ocasionó la muerte de nueve personas en Lima, mientras que los grupos terroristas Sendero Luminoso y Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) han negado su participación en el crimen.

El ministro del Interior, Fernando Rospigliosi, explicó ayer que las fuerzas de seguridad barajan la posibilidad de que el atentado haya sido perpetrado por terroristas internacionales, por fuerzas militares o policiales vinculadas con la red de corrupción del detenido ex asesor Vladimiro Montesinos o por una combinación de fuerzas internas y externas.

"Estamos trabajando todas las hipótesis, en este momento no podemos descartar ninguna", recalcó el ministro, al tiempo de comentar que la situación del terrorismo internacional es "tan compleja y tan grave en este momento que no podemos descartar ninguna hipótesis".

Rospigliosi señaló que Sendero y el MRTA también son investigados, pero dijo que la modalidad del ataque difiere de la practicada por estas bandas armadas, que, por lo general, robaban un auto horas antes de hacerlo explotar cargado con explosivos.

El ministro relató que las investigaciones preliminares indican que en el atentado de la noche del miércoles se utilizaron unos 50 kilogramos de dinamita colocados debajo o en el interior de un vehículo aparcado junto al centro comercial El Polo, en las cercanías de la embajada de Estados Unidos en Lima.

Una trabajadora del centro comercial contó a la prensa local que segundos antes de la explosión vio a dos sujetos abordar un automóvil pequeño, mientras que otros cuatro subieron a una camioneta.

Según la versión, los vehículos abandonaron la zona a toda velocidad y menos de un minuto después se produjo la explosión, que causó la muerte de nueve personas, entre ellas un joven de 18 años que patinaba por el lugar, un suboficial de la policía y un policía de barrio.