Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
España pierde en Zagreb y queda en manos de Inglaterra y Croacia leer

La derivación de inmigrantes funciona de forma extraoficial

Marcial Morales, responsable autonómico de Asuntos Sociales, que ayer asistió al Foro Canario de la Inmigración, reiteró que esta forma de proceder es habitual y que se va a seguir intensificando. Además, valoró positivamente la reunión mantenida por la delegación del Archipiélago con los mandatarios estatales.

EFE, Las Palmas
23/mar/02 22:03 PM
Edición impresa

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Marcial Morales, aseguró ayer que la derivación de inmigrantes irregulares llegados en patera a las Islas a otras comunidades españolas "se produce, aunque no conste en ningún documento oficial" y valoró los compromisos adquiridos por el Estado en materia de inmigración.

Estas declaraciones se producen después de la reunión celebrada el jueves en Madrid entre una delegación del Ejecutivo Autónomo y el ministro del Interior, Mariano Rajoy, en la que la Administración estatal no asumió ningún compromiso formal respecto a la propuesta de CC de redistribuir a los inmigrantes que llegan a las Islas por el resto del territorio nacional.

El consejero insistió en que esta derivación "se está produciendo y se va a seguir intensificando", si bien agregó que "eso no suele quedar reflejado en los documentos".

Recordó que el Gobierno Canario se opone a "modelos de derivación oscuros" y aboga por facilitar el acceso de los inmigrantes "a la alternativa que tengan al otro lado, sea un familiar, un amigo, una ONG o un entorno próximo que le permita vivir más dignamente que en las calles de Las Palmas de Gran Canaria y evitar que en el territorio insular existan personas que son auténticos fantasmas legales, es decir, que no existen porque no son reconocidas como ciudadanos".

Respecto a los autores de estos traslados, dijo que se hacen "con la colaboración de diferentes ámbitos institucionales y sociales", si bien declinó citar los nombres de estas organizaciones por considerar que si en estas cuestiones no se es "excesivamente cauto" se puede producir "que se impida la derivación y que se produzca, como ocurrió en las Islas después del 11 de septiembre, el efecto ratonera".

Sobre este encuentro, Morales afirmó que la lectura que hace el Gobierno Canario es "que los que algunos llamaron tensión y enfrentamiento fue en realidad la imprescindible presión desde Canarias para que se adoptaran medidas que permitieran encauzar positivamente el fenómeno con el fin de que no se convierta en un problema y evitar lo que estaba ocurriendo: que no se hacía nada o casi nada".

Por ello, calificó como "un paso en positivo" la materialización de los acuerdos del Estado sobre el papel y afirmó que el Ejecutivo regional "sigue encontrando en Rajoy el interlocutor que Canarias necesita".

Satisfacción

El consejero se mostró satisfecho de que en la reunión del jueves, el Gobierno español "entregara por escrito los compromisos asumidos por el Estado", tal y como acordó el ministro con el presidente del Ejecutivo, Román Rodríguez, en una reunión celebrada a finales de enero. La ejecución de esos compromisos, que han sido expresados "en pesetas, plazos y número de plazas", la subcomisión Canarias-Estado en materia de inmigración hará "una evaluación continua" que iniciará a finales de abril, fecha en la que está prevista una reunión de este órgano, dijo Morales.

Entre ellos, destaca la inversión de unos 3,8 millones de euros durante el período 2002-2004 en la constitución de un Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) en Canarias, "que hoy no existe y se hace necesario, ya que el Archipiélago es la frontera sur de Europa y debe contar con dispositivos estables y suficientes para hacer frente a situaciones vinculadas a esa condición fronteriza". Además, el Gobierno español se ha comprometido a actuar sobre el territorio canario, con el compromiso de ampliar el centro de internamiento de extranjeros de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria. En Santa Cruz de Tenerife, el Estado ha confirmado la creación de un centro de internamiento de extranjeros en las antiguas instalaciones del centro penitenciario Tenerife I.