Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El asesino de Pioz cumplirá prisión permanente revisable leer

Una comisión cambiará el nombre de todas las calles alusivas al franquismo

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz dejó ayer sobre la mesa la modificación del nombre de la calle 18 de Julio por el de 30 de Mayo, aunque ésta será una de las vías de la Capital a las que un grupo de trabajo deberá buscar una alternativa en el plazo de dos meses.

23/mar/02 22:04 PM
Edición impresa
OTROS ACUERDOS

El Pleno aprobó los trámites para dar a una calle de la Capital, la prolongación de la avenida Benito Pérez Armas, el nombre del ex presidente del Gobierno Autónomo y ex alcalde Manuel Hermoso Rojas.

El concejal del Partido Popular José Emilio García Gómez manifestó en el transcurso del Pleno, en un acalorado debate, sus reservas legales a la adjudicación del servicio municipal de grúas.

El Ayuntamiento dio luz verde a la subida de la tarifa urbana de las guaguas en un 10%. También se aprobó la gratuidad del transporte público a los mayores de 65 años cuya renta no supere el salario mínimo.

La Corporación acordó elaborar un plan especial integral para tratar de cubrir las necesidades de transporte que existen en el Parque Rural de Anaga.

EL DÍA, S/C de Tenerife

En dos meses, la Capital estará en disposición de comenzar a cambiar el nombre de las calles alusivas al franquismo, según la propuesta aprobada ayer por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento.

Una comisión de trabajo tendrá encomendada durante ese tiempo la tarea de analizar las diferentes denominaciones de las vías y sus posibles alternativas, que se elevarán de nuevo al Pleno para aprobarlas con carácter definitivo.

De momento, la primera de las mociones presentadas solicitaba la modificación de la calle 18 de Julio, que habría de pasar a denominarse 30 de Mayo, como primer paso en el proceso, aunque finalmente deberá esperar al dictamen de la comisión como las demás.

Esta propuesta partía de una moción presentada por el concejal del PP, José Adrián García Rojas, que se circunscribía únicamente a la sustitución de la fecha del 18 de julio por un homenaje al nacimiento de la autonomía.

La oposición del edil socialista José Luis Martín, que explicó que se trata de una calle de poca significación para la importancia de un acontecimiento como la aprobación del Estatuto de Autonomía, llevó al alcalde, Miguel Zerolo, a buscar la propuesta de consenso que salió finalmente aprobada.

Martín consideró, además, que el PP había escogido para el inicio de los cambios en las calles un nombre "neutro" y que hubiera sido más conveniente comenzar por la rambla General Franco, que sería, en su opinión, la que debería llevar ese nombre.

Por su parte, García Rojas explicó que el 18 de julio es una fecha de "gran significación, porque fue la del levantamiento militar en contra de un Gobierno legítimo".